•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, ha pedido a la Junta de Extremadura que no amplíe la apertura de horarios comerciales así como la apertura en días festivos para favorecer así al pequeño y mediano comercio.

Osuna ha trasladado su apoyo y solidaridad por la “justa reivindicación para exigir que una vez acabe la medida establecida de ampliación de tres meses de flexibilización de horarios comerciales, se vuelva a la normalidad”.

De esta forma, el primer edil, considera que esta medida “ataca duramente al pequeño o mediano comercio si la liberación de horarios se prolonga más allá del mes de septiembre”.

Ante esta situación, se ha comprometido con los trabajadores del Comité de Empresas y con el resto de pequeños y medianos empresarios de la ciudad, a trasladar dicha petición a la Consejería de Economía de la Junta de Extremadura.

“Es fundamental que una vez finalice esta ampliación excepcional se vuelva a la normalidad y se establezcan los festivos anuales según la ley”, ha puntualizado.