•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Junta de Extremadura ha iniciado el expediente para que la  Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción sea declarada Bien de Interés Cultural. En concreto, ya se ha publicado en el DOE la incoación del expediente para dicha declaración. De esta forma, la consejería de Cultura, Turismo y Deportes da respuesta a la petición que en su día realizó el Ayuntamiento de Villanueva de la Serena tras el acuerdo de pleno de febrero del pasado año. A partir de ahora, comienzan los trámites pertinentes para dicha declaración, con la categoría de monumento, para el reconocimiento y protección de este elemento del patrimonio cultural extremeño.

La Junta de Extremadura que, con el fin de garantizar su protección y dando cumplimiento al contenido de la Ley de Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura,  establece una descripción clara y precisa de este bien y la delimitación del entorno necesario que será el “espacio construido o no, que da apoyo ambiental al bien y cuya alteración pudiera afectar a sus valores, a la contemplación o al estudio del mismo”.

En cuanto a las cuestiones que se tienen en cuenta para iniciar el mencionado expediente, también se subraya que, junto a los valores histórico-artísticos, está el indudable valor de naturaleza inmaterial de este edificio. Un valor inmaterial que se manifiesta, entre otros aspectos, en la expresión religiosa popular que se ha ido transmitiendo, de generación en generación, con la conocida “La Carrerita” Fiesta de Interés Turístico Regional desde 2007; referente en la cultura e historia local.

Algo que constituye una parte más del patrimonio cultural, subraya. Este templo, se construyó en el siglo XVI, y se hizo sobre otra edificación anterior que data del siglo XIV. Un majestuoso edificio que preside la plaza de España y en el que destaca su torre, edificada en el siglo XVII y que en su cúpula tiene un gran reloj instalado a mediados de la década de los 20. Tiene tres portadas de diseño clasicista, entre las joyas que alberga en su interior está la talla de Nuestra Señora de los Dolores, obra del escultor Mariano Benlliure, además de un cuadro del “Divino Morales”.