•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En el conjunto del país,  como consecuencia de la Covid-19, se ha producido en los últimos doce meses una destrucción de empleo que, en términos interanuales, es del 6,05%. Hay que tener en cuenta que este descenso se ha concentrado de forma exclusiva durante la pandemia.

El número de personas desempleadas se incrementó en 55.000 en este periodo, hasta los 3.368.000, y la tasa de paro se situó en el 15,33% en España.

En el caso de Extremadura en tasa interanual, el paro ha descendido en 500 personas en el segundo trimestre con respecto al mismo periodo de 2019. Esto representa un 0,52 por ciento menos, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por su parte, el número de ocupados se sitúa en 371.400 en el segundo trimestre en Extremadura, lo que supone 4.500 menos que en el trimestre anterior (1,21 por ciento), y descienden en 23.500 personas con respecto al mismo trimestre de 2019 (un 5,97 por ciento menos).

Siguiendo la metodología de la Oficina Estadística de la Unión Europea (Eurostat) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) las personas incluidas en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs) se consideran personas ocupadas. No obstante, el número total de horas efectivas trabajadas en el segundo trimestre ha registrado un descenso sin precedentes del 22,59%, en España debido a la limitación de la actividad económica.

Asimismo, el descenso de la ocupación se ha traducido en un incremento de 1.062.800 personas inactivas en el segundo trimestre a nivel nacional. Este aumento se produce fundamentalmente por la dificultad sobrevenida de buscar empleo.

En el segundo trimestre del año el descenso de la ocupación afectó a todos los sectores económicos, continuando con la tendencia del trimestre anterior, en el que los datos de ocupación ya reflejaron los primeros efectos sobre el empleo del COVID-19. Servicios fue el sector más afectado, con 816.900 ocupados menos; seguido de Industria, con 127.000; Construcción, con 108.700, y Agricultura, con 21.400.

En términos interanuales el empleo se redujo también en todos los sectores, con 922.200 ocupados menos en Servicios, 112.300 en Industria, 107.300 en Construcción y 45.900 en Agricultura.

EEn el segundo trimestre el número de personas desempleadas se incrementó en 55.000, hasta alcanzar las 3.368.000, lo que dejó la tasa de paro en el 15,33%.

Los datos indican que las medidas de flexibilización de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs) están mostrándose eficaces para reducir el impacto en el empleo y que éste sea menor que el observado en crisis anteriores.

Por comunidades autónomas, en términos intertrimestrales, los mayores aumentos del número de desempleados se produjeron en Cataluña, con 61.300 parados más, Comunidad de Madrid, 54.500, y Comunidad Valenciana, 42.500. Por el contrario, se registraron descensos del paro en Andalucía, 48.200 desempleados menos, Castilla-La Mancha, 20.900 y Extremadura, 15.000.

En términos anuales los mayores incrementos del paro también se registraron en Madrid, con 62.900 parados más, Comunidad Valenciana, 43.100 y Cataluña 41.700. Registraron una reducción en el número de parados Andalucía 47.000 menos, Canarias, 13.300 y Castilla La Mancha, -5.000.

Por sectores, el sector servicios concentró el desempleo en el último trimestre, con 199.000 parados más, y en los últimos doce meses, 385.900.