•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Diócesis de Coria-Cáceres ha reabierto sus residencias  de la tercera edad a las visitas después de que las cerraran el pasado día 19 como medida preventiva ante el incremento de casos de coronavirus que se están detectando en Extremadura en los últimos días. Todas han abierto a excepción de la ubicada en Brozas debido al brote de Covid detectado en la localidad vecina de Navas del Madroño.

La diócesis tiene dos residencias en Coria que son la Fundación Hospital San Nicolás de Bari y La Inmaculada. También el geriátrico Santa Isabel en Torrejoncillo pertenece a la Diócesis de Coria que Cáceres que también gestiona la Fundación Condesa de la Encina-Residencia Nuestro Hogar en Brozas, Nuestra Señora del Rosario en Cáceres, San Rafael en Membrío y la Fundación Familia Masides en Aldeanueva del Camino.

Fue un cierre preventivo ya que en los centros de mayores que dependen de la Diócesis de Coria-Cáceres no se ha detectado ningún caso positivo de Covid-19.

La prohibición de salidas de los residentes sólo está permitida para causas de fuerza mayor y siempre se realizarán acompañadas por personal de las residencias.

La Diócesis asegura que se está realizando un cumplimiento estricto de todos los protocolos y recomendaciones emitidos hasta el momento y  recuerdan al personal que no deben bajar la guardia en aras al bienestar de nuestros mayores y a la seguridad de nuestro personal.