•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil ha rescatado con vida a un hombre de 72 años de edad vecino de Barcelona sobre el que se derrumbaron dos depósitos que contenían mil litros de agua en una finca situada en el término municipal de Valdesalor, a escasos kilómetros de Cáceres.

Los hechos se produjeron alrededor de las 12:00 del mediodía del 12 de julio, cuando la Guardia Civil recibió una llamada de urgencia a través de la que se alertaba que en una parcela situada en el paraje denominado “La Zamarrilla”, en el término municipal de Valdesalor, una persona se encontraba accidentada tras haberle caído unos depósitos de agua.

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes a la Patrulla de Seguridad Ciudadana de la  Compañía de Cáceres, así como del Puesto de Torremocha (Cáceres) se desplazaron al lugar en el que tuvo lugar el suceso y consiguieron rescatar a este hombre, que se encontraba atrapado bajo los depósitos. Cuando llegaron al lugar las dotaciones de la Guardia Civil se pudo comprobar que había personal sanitario y varios miembros de la familia de la víctima intentando socorrer al accidentado.

La llamada a los servicios de emergencia fue realizada por un familiar del accidentado con el que contactó la víctima gracias a que en el momento del suceso disponía de un teléfono móvil que fue el que pudo salvarle la vida. Una vez en el lugar, los agentes de la Guardia Civil, iniciaron una maniobra de excarcelamiento para extraer a la persona herida, quien se encontraba bajo los depósitos.

Según el relato de los hechos que se ha dado a conocer, en el momento del siniestro la persona accidentada se encontraba llenando con un motor los depósitos de agua desde una charca próxima. Mientras realizaba esta labor cedió la estructura metálica que servía de apoyo a los depósitos, instalados junto a una pequeña caseta. Los equipos de rescate se vieron obligados a sujetar de forma manual los depósitos llenos de agua para evitar que se precipitasen sobre la persona accidentada,

El lugar en que tuvo lugar el suceso es de difícil acceso debido a que la caseta y la estructura con los depósitos se encuentran junto a un estrecho camino situado al lado de un pequeño barranco que da acceso a una charca. Una vez liberado, el varón fue trasladado hasta el Hospital Universitario de Cáceres.