•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, ha anunciado que ha pedido a la  policía de la ciudad que intensifique los controles  para evitar que haya gente sin mascarilla y «sobre todo evitar las concentraciones de jóvenes en torno al botellón».

El alcalde ha manifestado públicamente que  con la «concienciación de todos es posible una recuperación pronta, pero si incumplimos las normas será difícil salir de esta situación».

Por ello, ha insistido en que  el botellón en Mérida «está prohibido, pero desde antes de la pandemia» y ha anunciado que la policía vigilará los entornos del río y otras zonas donde los jóvenes se reúnen para hacer botellón «para evitarlo e interponer las sanciones correspondientes.

«Nos estamos jugando la salud y la economía de cientos de familias», puntualizó. Estas declaraciones las ha hecho el primer edil de la capital autonómica en la apertura del hotel Ilunion Las Lomas de Mérida, el segundo de la cadena hotelera perteneciente a la ONCE que abre en la ciudad.