•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Pleno del Ayuntamiento de Cáceres ha aprobado este jueves por unanimidad la catalogación de puestos de trabajo que se crearán con la contratación de 51 personas a través del Plan Reactiva de la Diputación de Cáceres. La institución provincial ha asignado una subvención de 290.700 euros al Consistorio para impulsar la creación de empleo tras la crisis sanitaria y económica provocada por el coronavirus.

A esta cantidad se le sumarán 450.000 euros de las arcas municipales, de manera que se destinarán más de 740.000 euros para emplear a más de medio centenar de personas. Dos de ellas trabajarán en el Ayuntamiento de Valdesalor y 49 lo harán en la capital cacereña.

Las categorías a contratar serán personal de limpieza, auxiliar administrativo, operarios de servicios múltiples y trabajadores sociales, atendiendo a las demandas originadas por la pandemia. La idea es crear una oficina Covid-19 que centralice la gestión de los problemas que se han ido derivando de la crisis y se utilizará una parte importante de ese personal como apoyo a esta oficina.

Todos los grupos políticos y los tres concejales no adscritos han dado el visto bueno a esta medida en el primer Pleno presencial que se celebra en el Consistorio cacereño desde el pasado mes de febrero. Para ello, se han adoptado medidas de seguridad como una distribución diferente del mobiliario para que los ediles pudieran guardar la distancia de seguridad.

Desde las filas del PP, el edil y también diputado provincial José Ángel Sánchez Juliá ha mostrado su desacuerdo porque en el plan de empleo de la Diputación Provincial, el ayuntamiento pone “casi el doble” de la cuantía que la institución promotora. Además, ha criticado que esto supondrá la pérdida de otras inversiones en la ciudad que provenían de la diputación, lo que ha tachado de “agravio” respecto a la capital cacereña.

La concejala de Empleo, María José Pulido, ha criticado al PP por su postura en contra de los planes de empleo y ha reprochado que no planteen alternativas a la hora de atajar el desempleo en la ciudad. “Es sorprendente que muestren esa severidad cuando hablamos de dar trabajo a personas necesitadas y no lo hagan cuando se trata de ayudas a las empresas. Esa intransigencia no tiene cabida en esta crisis”, ha zanjado.

Pulido ha valorado que la diputación cacereña haya incluido a Cáceres en este plan de empleo cuando normalmente sus políticas van dirigidas a localidades menores de 20.000 habitantes, y ha añadido que esta medida “es un claro ejemplo de lo que tienen que hacer las instituciones para no quedar a nadie atrás” tras la crisis del Covid-19.

Tras la aprobación por unanimidad el alcalde Luis Salaya ha intervenido para decir que “hay que auxiliar a las empresas pero también a los trabajadores”, aunque ha reconocido que hay que “repensar” los planes de empleo porque “castigan” más a los ayuntamientos que tienen mejores condiciones laborales. Dicho esto ha aplaudido que la diputación haya incluido a Cáceres en este plan de empleo.


Galería de imágenes