•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Unidas Por Extremadura ha pedido a la Junta de Extremadura un aumento de la inversión sanitaria del 20 por ciento, una ampliación de  las plantillas sanitarias y una mejora de  las condiciones laborales de los profesionales sanitarios para acabar con la precariedad.  También ha demandado un refuerzo en la atención primaria y que la Junta garantice el acceso de la ciudadanía a las mascarillas mediante su suministro a través de las tarjeta sanitaria  “para cubrir las necesidades mínimas”.

Estas medidas han sido planteadas por Unidas Por Extremadura esta jornada en el Debate del Estado de la Región.  La formación ha registrado  215 propuestas de resolución que forman parte de un plan de reconstrucción para Extremadura ante la crisis generada por la pandemia. Estas propuestas giran en torno a tres ejes fundamentales que pasan por el fortalecimiento de los servicios públicos, un cambio en el modelo productivo y una nueva política fiscal más justa y redistributiva, según informó la portavoz, Irene de Miguel, en el citado debate.

Anuncios

En relación a la atención a los mayores, Unidas Por Extremadura plantea un nuevo modelo de gestión asistencial, y para ello propone la aprobación de una nueva Ley de Centros Residenciales que garantice ratios, categorías laborales y grados de dependencia. Además, se solicita completar en la legislatura la red pública de residencias y pisos tutelados “con criterios de homogeneidad”.

Anuncios

Por otro lado, y en aras de mejorar la calidad de vida de las personas mayores en Extremadura, una de las más afectadas por la Covid, el Grupo Parlamentario también plantea aumentar la cuantía del complemento de las pensiones no contributivas.

En el ámbito educativo, Unidas Por Extremadura propone también un incremento de la inversión del 30 por ciento, una reducción de las ratios, con un máximo de 20 alumnos y alumnas por aula, “como medidas para garantizar una mejor atención y calidad educativa”. Además, en otra de las propuestas de resolución se insta a la Junta de Extremadura a reforzar la enseñanza online en dos sentidos, el primero garantizando que las familias y los centros cuenten con el material y los dispositivos suficientes y el segundo impulsando un plan de formación continua en las TICs para el profesorado.

Además, el Grupo Parlamentario solicita la puesta en marcha de una Estrategia de Conciliación laboral, familiar y educativa, que contemple medidas reales y efectivas de conciliación y fomento del teletrabajo.

En servicios sociales, la confluencia electoral conformada por Podemos, IU, Extremeños y Equo solicita, entre otras cosas cuestiones, que se complemente el Ingreso Mínimo Vital y mejorar esta prestación a través de la Renta Extremeña Garantizada. “Aquella disminución de la inversión que se pudiera producir en la renta garantizada, como consecuencia de la implantación del Ingreso Mínimo Vital, se destinará a incrementar las prestaciones sociales, especialmente las dirigidas a la inclusión social”.

En materia de economía y empleo, Unidas Por Extremadura plantea la puesta en marcha de un Plan de Empleo Público Municipal Plurianual, dotado con 250 millones de euros, que permita crear 15.000 empleos estables en la región relacionados con la transición energética y ecológica, la economía de cuidados o la atención a la dependencia, entre otras.

Propone, además, la creación de una Banca Pública Extremeña cuyo objetivo a corto plazo sea la atención de las necesidades de inversión de las PYMES extremeñas. También contempla en sus propuestas de resolución ayudas a PYMES y autónomos, un Plan de Trabajo Autónomos y planes específicos para los sectores más afectados por la crisis sanitaria.

Por otro lado, Unidas Por Extremadura incluye entre sus propuestas de resolución un Pacto Regional por la Industrialización, que avance hacia un nuevo modelo productivo, apostando por una reindustrialización verde, especialmente en las comarcas de la Extremadura Vaciada. También se plantea que se cree una Empresa Pública de la Energía, que sea productora y distribuidora de energía limpia. “Se trata, en definitiva, de dotar a la administración autonómica de una herramienta para aumentar el liderazgo público para independizarnos del oligopolio eléctrico”.

En relación a la movilidad y a las nuevas tecnologías, la confluencia propone una apuesta decidida por la fibra y el ferrocarril, tal y como ha dicho la portavoz Irene de Miguel en su intervención durante la segunda sesión del Debate de Estado de la Región. Para ello, se plantea un Plan de Digitalización de las Zonas Rurales, pero también se solicita que se reformule el Pacto por el Ferrocarril y que se exija la reapertura de la línea férrea Ruta de la Plata.

En cuanto a la agricultura y la ganadería, Unidas Por Extremadura también solicita que se ponga en marcha un Plan de Transformación del Sistema Alimentario y cambios en la Política Agraria Común que contemplen un reparto justo de las ayudas, con un tope máximo por explotación y apoyo redistributivo para las pequeñas y medianas explotaciones. Además, entre otras, también se plantea aprobar una Ley de Compra Pública Alimentaria con criterios de responsabilidad social y ambiental, que impulse la adquisición de alimentos producidos y transformados en Extremadura.

Para el sector turístico, Unidas Podemos propone implementar el plan de impulso del sector turístico “hacia un turismo seguro y sostenible post-Covid-19”, así como potenciar la promoción de Extremadura, ajustándose a las nuevas circunstancias del sector y de la demanda.

 

 


Galería de imágenes