•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El alcalde de Plasencia, Fernando Pizarro, ha pedido al Consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, que “abandone las excusas y se ocupe de mejorar el centro sociosanitario” de la ciudad.

 

Pizarro ha señalado que “han sido muchas las ocasiones en las que le he trasladado personalmente mi preocupación por el la situación del centro sociosanitario de Plasencia, por lo que Vergeles no puede jugar ahora a hacerse el sorprendido”.

 

 

Por eso lamenta que “al Consejero le preocupe más que la Inspección de Trabajo corrobore públicamente el abandono del centro, que arreglar de manera inmediata las deficiencias”. Unos problemas, ha dicho el alcalde, “que conoce perfectamente de boca de los trabajadores, de los familiares de los residentes y que yo mismo le he trasladado en todas las reuniones que hemos mantenido».

 

Además en este sentido Pizarro insiste en que «los anuncios de grandes obras futuras no resuelven los problemas actuales del sociosanitario», por lo que ha reiterado la necesidad urgente de realizar mejoras y completar las plantillas de personal. «Es necesario que se ponga solución a lo más urgente, porque las obras anunciadas no cuentan con el presupuesto necesario y tardarán años en hacerse realidad. Mientras, las personas que viven y trabajan en el centro corren peligro”.

 

En otro orden de cosas Pizarro asegura que la lealtad del ayuntamiento con la Consejería de Sanidad “no es cuestionable” y ha recordado que «mi obligación, como representante de esta Ciudad, es trabajar para que no sigan ocurriendo accidentes provocados por el estado de abandono del centro”.

 

Finalmente ha insistido en que «informar a la Inspección de Trabajo, no es una injerencia, es una obligación» y ha afirmado que «ojalá hubiera dicho que todo está bien”.