•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cinco organizaciones que trabajan desde diferentes ámbitos en la promoción y defensa del Bienestar Animal han escrito al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, para pedirle que reflexione sobre las ayudas que se conceden a dicho sector.

Para estas organizaciones, Extremadura puede lograr crecer en "verdadera cultura, conocimiento científico y cuidado de las personas que la integran, y el primer paso es proteger a la infancia", y entienden que para ello es fundamental "dejar atrás el maltrato en todas sus formas, también el maltrato hacia los animales".

Anuncios

De este modo lo plantean la Plataforma La Tortura No es Cultura, AVATMA, Animal Guardians, la Plataforma Defensa Animal Extremeña, y Ecologistas Extremadura, en relación a la reunión que mantuvo recientemente Fernández Vara con diversos representantes del mundo taurino, como son el presidente de la Fundación del Toro de Lidia (FTL), Victorino Martín, el ganadero Borja Domecq, el empresario Antonio Barrera y los toreros Cayetano Rivera Ordóñez y Miguel Ángel Perera.

Anuncios

En la carta le piden al presidente extremeño que haga públicas las cuentas en las que se basa el sector taurino para afirmar que, "vía impuestos aporta 549 millones de euros anuales", ya que según estas organizaciones, actualmente el sector taurino "vive principalmente de subvenciones directas e indirectas que provienen todas de dinero público".

En la misiva también se hace mención a las contrataciones del sector durante el año 2019, según las estadísticas de los medios taurinos. "Sólo 6 toreros (matadores de toros) entrarían en el grupo A, 27 en el grupo B, y 112 en el grupo C, lo que supone garantizar muy pocos puestos de trabajo entre el colectivo de los subalternos", apuntan en nota de prensa los colectivos que envían la carta a Vara.

Asimismo, le recuerdan al presidente de la Junta "los compromisos aceptados por el estado Español al firmar la Convención de los Derechos de la Infancia de Naciones Unidas en 1999", y cómo esta entidad, en el año 2018, instó al país "a prohibir la participación de menores de 18 años como toreros o espectadores de eventos taurinos con el fin de prevenir los efectos perjudiciales de tal violencia sobre sus jóvenes mentes y su sensibilidad en desarrollo".

"Sin embargo, señalan, nos consta que en Extremadura es habitual la subvención de escuelas taurinas con dinero público, así como la promoción de la presencia de niños, niñas y adolescentes en las corridas y encierros, todo ello en contra de lo indica la máxima autoridad en derechos de la infancia", lamentan.

En la misma línea, recuerdan que Extremadura a través de sus dos diputaciones "aporta al sostenimiento del sector taurino importantes cantidades de dinero público, como por ejemplo el cerca de millón de euros que le destina la Diputación de Badajoz en su presupuesto para el año en curso".


Galería de imágenes