•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Gobierno del Ayuntamiento de Cáceres ha aprobado  un plan de movilidad temporal para reorganizar el tráfico y ganar más espacio para los peatones con el objetivo de evitar aglomeraciones cuando se pase a la fase 1 de la desescalada.

Para ello, se van a peatonalizar algunas calles céntricas como la avenida de España y las vías del entorno de San Juan, y se habilitarán dos corredores para los deportistas de 2,7 kilómetros de longitud, uno hacia el norte y otro hacia el sur de la ciudad.

Anuncios

Además, se recomienda que los coches circulen en todo el casco urbano a 30 kilómetros por hora en las franjas horarias en las que se permite la práctica deportiva; se suprimirán aparcamientos en varias calles del entorno del Paseo de Cánovas, y se señalizarán las aceras con flechas pintadas para indicar el sentido en el que deben circular los peatones con el objetivo de no cruzarse.

Anuncios

El alcalde cacereño, Luis Salaya, ha explicado que se trata de un plan de movilidad "extraordinario" que incluye algunas "recomendaciones" y, en otros casos, "obligaciones" para la seguridad de los ciudadanos de cara a afrontar la fase 1, que entrará en vigor el lunes 11 de mayo. Todas las modificaciones se mantendrán las 24 horas del día, excepto el corte al tráfico de la carretera de la Montaña, que solo se producirá de 20,00 a 23,00 horas.

Entre las recomendaciones que ha explicado Salaya está circular a 30 kilómetros por hora en todo el casco urbano durante el horario habilitado para la actividad física porque, en algunos casos, los deportistas invaden la calzada para cumplir la distancia de seguridad y disminuir la velocidad de los coches contribuye a evitar posibles accidentes.

En cuanto a los peatones, la petición general es que se circule por la acera de la derecha o en el sentido del tráfico rodado y guardando siempre la distancia recomendada de dos metros. Para que no haya dudas, en las zonas de más afluencia se va a marcar el suelo con señales horizontales con pintura en las aceras que recordarán a los peatones el sentido que deben tomar y por dónde deben caminar para evitar los encuentros frontales con otros viandantes.

En relación a las calles que se van a peatonalizar serán San Antón, Clavellinas, Parras y plaza Obispo Galarza, en las que solo podrán acceder residentes a sus garajes, así como transporte público, taxis y vehículos de emergencia. También quedarán cortadas al tráfico, aunque los residentes sí podrán aparcar en las calles, la avenida de España, salvo un carril de salida a continuación de Alfonso XI hasta Primo de Rivera, los impares de Primo de Rivera y Gómez Becerra, y solo se permite la carga y descarga hasta las 12,00 horas.

Con el objetivo de ganar más espacio para los peatones también se reordenarán los aparcamientos en varios tramos de las calles Rodríguez Moñino, Antonio Silva, Periodista Sánchez Asensio, Camino Llano y Ronda del Carmen, donde no se podrá aparcar pero de una forma parcial solo en algunas zonas determinadas de estas vías.

En las avenidas Virgen de la Montaña y en la avenida de Portugal se organizarán los aparcamientos que pasarán a hacerse en línea en lugar de en batería para "dejar más espacio a los peatones y poder salir de la acera", ha dicho el alcalde.

 


Galería de imágenes