•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Unos salieron solos y otros acompañados de un adulto o un hermano; unos con mascarilla y otros sin ella. Y también hubo otros que, aconsejados por sus padres, prefirieron esperar para evitar el contagio.

Después de 42 días de confinamiento, literalmente encerrados en sus casas, los menores de 14 años de edad pudieron salir a las calles este domingo. La medida afectaba a más de 140.000 menores en Extremadura, aunque no hay cifras del número de niños que abandonaron por un tiempo limitado sus casas para romper el confinamiento.

Las sucesivas rectificaciones del Gobierno con respecto a esta medida no hizo sino generar desconfianza en buena parte de la población, la más precavida, que consideró que, después del tiempo transcurrido, daba igual echar un poco de más paciencia y retrasar el desconfinamiento de sus hijos.

Anuncios
Anuncios

No obstante, esta primera fase de la desescalada hizo que se notara en las calles más trasiego del que viene siendo habitual. Los niños y adolescentes menores de 14 años de edad pudieron salir con sus juguetes: balones, patinetes o bicicletas.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el sábado la Orden que regulaba las condiciones en las que debían tener lugar los desplazamientos por parte de la población infantil y que entró en vigor este domingo.

Según establece el texto, los menores de 14 años pueden dar paseos controlados, acompañados de un adulto durante una hora al día, en un horario amplio para evitar aglomeraciones (entre las 09.00 h. de la mañana y las 21:00 h.), a una distancia de un kilómetro alrededor de su domicilio y sin acceder a espacios recreativos infantiles al aire libre o instalaciones deportivas.

Aunque la medida establece que el paseo diario debe realizarse como máximo en grupos formados por un adulto responsable y hasta tres niños, hubo casos en los que el número de integrantes era superior al indicado.

La medida supone un primer avance en la recuperación de la normalidad y servirá para tomar el pulso a la segunda parte, que es la autorización, a partir del próximo sábado, de hacer deporte en las calles siempre que se mantenga una distancia interpersonal con terceros de al menos dos metros y se cumplan las medidas de prevención e higiene recomendadas.

Tal y como se ha regulado con los niños, es previsible que la nueva Orden establezca que no puedan salir a la calle a realizar ejercicio físico quienes presenten síntomas, estén en aislamiento domiciliario debido a un diagnóstico confirmado por Covid-19 o estén en período de cuarentena domiciliaria por haber estado en contacto con alguna persona con síntomas o diagnosticado de esta enfermedad.


Galería de imágenes