•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

RAQUEL DE LA ROSA-CORIA

Familiares de ancianos de la residencia municipal de Coria, ubicada en la calle El Salvador, han denunciado falta de información y reclaman a las autoridades que sean transparentes sobre la situación que atraviesa el centro y el estado en el que se encuentran los usuarios.

En las últimas horas, varios familiares de internos de este centro residencial han contactado con Radio Interior para expresar su malestar por la desinformación y la falta de transparencia acerca del estado de salud de sus seres queridos.

Anuncios
Anuncios

Cabe recordar que el alcalde de Coria, José Manuel García Ballestero, compareció el miércoles en rueda de prensa para informar que, pese a que “oficialmente sólo hay un fallecido con test -de coronavirus- en la residencia de mayores, ha generado alarma que haya otros siete más a los que no se ha realizado ninguna prueba”.

De hecho, este centro residencial se encuentra desde ayer intervenido por la Junta de Extremadura después de que Ballestero reconociese que “las medidas llevadas a cabo no han tenido efecto” y a pesar de “adoptar todas las medidas de precaución”.

SIN COMUNICACIÓN A LAS FAMILIAS 

Una de las familiares ha indicado que el tío de su abuelo falleció hace dos días y fue enterrado ayer sin que se comunicase a los más allegados que se encontraba en estado grave.

“Nos hemos enterado por una empleada que nos informó que llevaba cinco días en la cama muy malo con una enfermedad que tenía de antes y que no tenía sintomas de Covid-19, pero no dejan decir nada a los familiares por privacidad en su trabajo”, manifestó.

Otro vecino de Coria cuya suegra padece de alzheimer y está ingresada en esta residencia desde diciembre denunció “la desinformación de que somos objeto los familiares de los internos por parte del ayuntamiento, la dirección o quien sea responsable de la misma”.

Según relató a esta emisora de radio, durante toda la jornada del Jueves Santo intentaron contactar sin éxito con el personal de la residencia hasta que finalmente un empleado atendió la llamada que hizo su mujer.

“Le han comentado que no sabían nada ya que los médicos estaban pasando visita, que una vez hubiesen terminado se pondrían en contacto con ella”, indicó. Pasadas las 20.00 horas, tal y como se habían comprometido, el personal del centro devolvió la llamada para confirmar que la usuaria se encontraba en buen estado.

“A la asistente social se le notaba una carga física y mental abrumadoras. Entendemos también que la presión por la responsabilidad que tiene, como el resto de trabajadores, les tiene desbordados”, razonó.

Este vecino de Coria reconoce, sin embargo que, tal y como informó el alcalde, es cierto que se adoptaron medidas preventivas de forma anticipada y que el centro residencial fue cerrado varios días antes de que se decretase el Estado de Alarma.

USUARIOS EN AISLAMIENTO 

Otros allegados han tenido más suerte, como le ha ocurrido a una familia de otra localidad cercana a Coria, ya que la paciente ingresada dispone de teléfono móvil para llamar cuando lo estime oportuno.

Según la información facilitada por el Ayuntamiento de Coria, hasta el miércoles el número de usuarios que se encontraba en situación de aislamiento en una planta de la residencia ascendía a 27. El alcalde también dijo que la falta de personal sanitario había obligado a la incorporación de estudiantes sanitarios al personal de esta residencia.

Tras la intervención del centro por parte de la Junta de Extremadura, debe ser el Gobierno regional el encargado de dirigir y coordinar la residencia y de mantener el contacto con los familiares de los usuarios.

El brote epidemiológico en este centro de mayores del que informó Radio Interior se ha convertido en una de las noticias más leídas de los últimos días, lo que demuestra la gran alarma social que ha generado la situación provocada.


Galería de imágenes