•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

ISABEL BARRANTES 

 

La Guardia Civil detiene a los seis integrantes de un grupo delictivo, formado por ciudadanos rumanos vecinos de Almendralejo, como presuntos autores del robo de 12.500 kilos de aceitunas en un punto de recepción de Esparragalejo y en una explotación de Guareña. 

En el marco de la operación “Picudo”, también se han intervenido cinco vehículos con los que los detenidos perpetraban sus robos.

También se ha detenido al encargado de un punto de compraventa de este fruto, en la localidad pacense de Almendralejo, por la receptación de la aceituna sustraída a sabiendas de su procedencia ilícita. 

Asimismo, el pasado 22 de diciembre, dentro de los dispositivos de servicios y vigilancia del Equipo ROCA, la Guardia Civil detectó como algunos de los integrantes del grupo, que ocupaban dos furgonetas cargadas de aceitunas, accedieron a un  punto de recepción de Almendralejo. Al percatarse de la inspección de los agentes en las citadas instalaciones, éstos abandonaron los vehículos que ocupaban y consiguieron darse a la fuga. 

En la inspección de los vehículos, los agentes comprobaron que estaban intentando descargar unos 10.000 kilos de aceitunas, fruto que acababan de sustraer del interior de un punto de recepción de Esparragalejo. 

El robo se perpetró durante la madrugada de ese mismo día, tras romper las alambradas del recinto perimetral y sustraerlo del interior de los contenedores de la empresa. 

Ante los citados hechos, se detuvo al encargado del punto de recepción de aceituna, quien a sabiendas de su procedencia ilícita,  recepcionó el fruto, colaborando en la actuación delictiva. 

Posteriormente, las propietarias de los citados vehículos, familiares de los integrantes del grupo, denunciaron la sustracción de los mismos, con el objetivo de intentar eludir la vinculación y responsabilidad delictiva de sus familiares en los robos. Ante los citados hechos, la Guardia Civil les instruyó diligencias como investigadas por un delito de denuncia falsa. 

Con el seguimiento de otros vehículos utilizados por el grupo, en la madrugada del 30 de diciembre, el Equipo ROCA de Mérida, divisó en las inmediaciones de una explotación agrícola de Guareña a los miembros del grupo cuando circulaban con tres furgonetas cargadas presuntamente de aceitunas que acababan de sustraer de la explotación. 

Ante las señales de los agentes para su interceptación, los conductores hicieron caso omiso y emprendieron la fuga en direcciones opuestas. Se interceptó uno de los vehículos y se detuvo a uno de sus ocupantes. 

En la segunda fase de la operación y en el transcurso de la pasada semana, se localizó y detuvo en Almendralejo al resto de los integrantes del grupo, con la intervención de dos furgonetas. Una de estas se encontraba estacionada en las inmediaciones del domicilio de los ahora detenidos, cargada con unos 2.500 kilos de aceitunas sustraídas de la explotación de Guareña.


Galería de imágenes