•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El alcalde de Moraleja, Pedro Caselles, ha demandado al consejero de Fomento del Gobierno de Extremadura, Víctor del Moral, que solicite al Ejecutivo central la prolongación de la EX-A1 hasta la frontera lusa y Castelo Branco con cargo al Plan Junkers de la Unión Europea.

En este caso, la comunicación sería gracias a la extensión de la autovía regional EX-A1 desde Moraleja hasta la ciudad lusa. Se trata de una demanda que ha planteado en reiteradas ocasiones el primer edil de Moraleja quien en los próximos días mantendrá una reunión con el presidente de la Cámara de Idanha a Nova, Armindo Jacinto, para que Portugal demande este mismo proyecto a la Unión Europea.

La medida podría acometerse con fondos del Plan Junkers en el apartado de mejora de las infraestructuras viarias transfronterizas, tal y como añadió Caselles en una entrevista en Radio Interior.

Anuncios
Anuncios

Actualmente la EX-A1, que parte de Navalmoral de la Mata y vertebra el norte de Cáceres, concluye en Moraleja  y su prolongación hasta la frontera lusa ha estado supeditada al compromiso del Gobierno de Portugal de crear una autovía que enlace la frontera con España con la ciudad de Castelo Branco y la zona de Idanha a Nova.

Hasta diciembre del pasado año, el Gobierno de Extremadura remitió  al Ejecutivo central 68 proyectos con cargo al Plan Junker, por un valor total que suma 1.800 millones de euros. De estos proyectos, 23 de ellos son con cargo al eje de infraestructuras sociales; 18 con cargo al eje de recursos y entorno natural; catorce de ellos son cargo al eje de energía; doce con cargo al eje de conocimiento y economía digital, y uno con cargo al eje de transportes.

 


Galería de imágenes