•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, José Antonio Echávarri, ha insistido  en Almendralejo en que la reforma de la Política Agraria Comunitaria es buena para Extremadura porque contempla la diversidad de cultivos de la región, frente a la propuesta del anterior Gobierno socialista que fijaba una tasa plana de 100 euros por hectárea que hubiera sido nefasta para el campo extremeño, con pérdidas de más de 300 millones de euros al año.

Echávarri ha insistido también en que la mayoría de las peticiones hechas, tanto por los propios agricultores como por las organizaciones agrarias, han sido atendidas en esta nueva reforma de la PAC.

Así lo ha manifestado durante la inauguración de un foro sobre la nueva PAC organizado por Apag Extremadura Asaja, dentro de los actos de Iberovinac. Echávarri ha recalcado que este Gobierno ha logrado no solo consolidar, sino aumentar los fondos del primer pilar de la PAC superando los 502 millones de euros al año del último ejercicio.

Además, ha explicado que la cuantía que recibirán los agricultores y ganaderos dependerá de la ayuda que reciban este año y de la declaración de superficie que realicen en 2015. El importe será distinto para cada agricultor, como lo es ahora, ha comentado, y en el cálculo de la ayuda de cada uno no influye la comarca ni el término en el que se encuentre.

Cada municipio y cada comarca está en la región económica que le corresponde de acuerdo con su media de ayuda, he reiterado el consejero. Cada uno tiene sus fondos y cada una está en la región que le corresponde, según su dinero y sus hectáreas. Si esto no fuera así, ha dicho, todas las comunidades autónomas pedirían que sus regadíos estuvieran en la región 24, en la que solo está la comarca tabaquera de Extremadura.

El consejero también ha recordado que en esta reforma se contemplan 110 millones de euros más en el segundo pilar para Extremadura que en la negociación del 2007 realizada por el anterior Ejecutivo socialista, para desarrollo rural. Esto supone 810 euros por habitante, frente a los 715 fijados en el año 2007. Es la región que logra más fondos por habitante; muy lejos de la segunda (Castilla-La Mancha, con 550 euros por habitante).

La recuperación de pagos acoplados para cultivos claves como el tomate y el arroz (18,5 millones de euros), la mayor dotación de ayudas para la ganadería; y el freno a los ‘agricultores de sofá’ han sido otras líneas de la nueva PAC destacadas por el titular extremeño de Agricultura; que ha subrayado que, desde el primer momento, la Consejería ha informado de las negociaciones a las organizaciones agrarias, cooperativas y grupos parlamentarios.

En este mismo acto también ha intervenido la directora general de la PAC del Gobierno extremeño, Mercedes Morán, que ha detallado aspectos más técnicos de esta reforma y se ha centrado en algunos asuntos relacionados principalmente con el viñedo y el olivar como, por ejemplo, que estos cultivos para cumplir el greening y recibir el pago verde no tengan que realizar medidas especiales.

Tras la inauguración de este foro, el consejero de Agricultura ha recorrido los expositores de Iberovinac.