•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Unos doscientos usuarios tanto de centros de personas con deterioro cognitivo como de centros de mayores en Extremadura han participado en el programa de musicoterapia implantado por el Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (SEPAD), según ha informado su directora gerente, Cristina Herrera.
En declaraciones a los medios de comunicación, momentos antes de participar en una de estas sesiones de musicoterapia en el centro ‘El Valle’ de Montijo, Herrera ha recordado que este proyecto se implantó en el mes de octubre de 2013 a modo de experiencia piloto, iniciando su andadura en los centros de Alzheimer de Plasencia y Montijo.
Actualmente, ha detallado, este mismo programa llega ya a ocho centros para personas con deterioro cognitivo y a otros ocho centros de personas mayores en la región. Concretamente, está implantado en los centros de deterioro cognitivo ‘Los Pinos’ y ‘San Francisco’ en Plasencia, ‘Cervantes’ y ‘Chanclón’ en Cáceres, ‘Felipe Trigo’ en Villanueva de la Serena, ‘El Valle’ en Montijo, ‘El Prado’ en Mérida y ‘Rodríguez Ibarra’ en Villafranca de los Barros.
También disponen de este programa los centros de mayores ‘Avenida de la Vera’ y ‘Puerta Berrozana’ en Plasencia, ‘Peña del Cura’ y ‘Plaza Mayor’ en Cáceres, así como en los centros de Villanueva de la Serena, Villafranca de los Barros y ‘Campomayor’ en Badajoz.
El objetivo del Gobierno de Extremadura, ha avanzado Herrera, es que “dados los fantásticos resultados que estamos obteniendo” este programa “no solo tenga continuidad en el tiempo sino que llegue a un mayor número de usuarios”.

EXTREMADURA, PIONERA

Durante su intervención, Herrera ha afirmado que con la implantación de este programa, Extremadura se convierte en “la primera comunidad autónoma del país en invertir dinero público en este tipo de terapias innovadoras”.
A su parecer, este servicio “novedoso” es una “prueba” de que el Gobierno de Extremadura “no solo trabaja por el mantenimiento de los servicios ya implantados”, sino que, además, “apuesta por la incorporación de nuevas terapias como la musicoterapia que está dando excelentes resultados”.
Según ha explicado la directora del SEPAD, esta técnica es la “utilización científica de la música y de sus elementos” por parte de un musicoterapeuta para conseguir distintos objetivos tanto en el ámbito físico como en el cognitivo, social y emocional, a la vez que se trabaja la autonomía y la adaptación de la persona en el entorno.
Las terapias que se imparten en los centros de personas con deterioro cognitivo están enfocadas a mejorar la calidad de vida de los pacientes estimulando los recuerdos de sus emociones. “Existen casos de algunos usuarios que no hablan en su vida diaria, pero que durante estas sesiones son capaces de cantar”, ha comentado.
Por otro lado, las sesiones de musicoterapia que se ofrecen en centros de mayores tienen como fin la prevención del deterioro cognitivo y el fomento del envejecimiento activo, con el consecuente retraso de situaciones de dependencia, ha explicado la directora gerente.
La oferta de las sesiones en los centros de deterioro cognitivo se extiende desde febrero hasta diciembre, mientras que en los centros de mayores estas sesiones se imparten entre enero y mayo y entre octubre y diciembre.

Anuncios
Anuncios

ESTIMULAR EL CEREBRO

Por su parte, el musicoterapeuta Manuel Sequera, de la sociedad “Huella Sonora”, entidad que lleva a cabo el programa, ha explicado que a través de la música es posible estimular el cerebro de los pacientes y, en ocasiones, recuperar facultades perdidas, como el habla, o la memoria remota.
Tal y como ha explicado, la música es captada por el hipocampo, “que es un área del cerebro que no se ve afectada por el deterioro cognitivo”. Por medio de la música y a través del hipocampo “es posible llegar y estimular otras áreas cerebrales y canales neuronales para recuperar el habla o la memoria remota”.
Sequera ha señalado que la musicoterapia, que contempla gran diversidad de técnicas, es un tipo de terapia que puede aplicarse desde el embarazo, como preparación al parto, hasta en los cuidados paliativos de un enfermo al final de su vida.
En el caso específico de la musicoterapia enfocada al área geriátrica y de deterioro cognitivo se utiliza música en directo, con el fin de que el ritmo, la melodía y la armonía se adapten al nivel cognitivo y al estado físico de cada paciente, ha concluido.


Galería de imágenes