•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Moraleja ha confirmado que los recibos del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) que se han generado tras la última revisión catastral son liquidaciones correspondientes a los ejercicios no prescritos de los inmuebles regularizados en ese municipio en catastro.

Los trabajos de actualización han sido realizados por la empresa contratada por el Organismo Autónomo de Recaudación. El citado organismo  ya los ha emitido y a aquellos contribuyentes que  tienen comunicada orden de domiciliación bancaria se les han pasado por el banco, según informaron desde le consistorio de la localidad. Además, recuerdan que este  es el procedimiento habitual pero como se ha detectado que algunos de los importes a abonar por los recibos liquidados pueden llegar a ser elevados, el consistorio propone varias opciones a los ciudadanos.

 En el caso de que el contribuyente este de acuerdo con el cargo y tenga capacidad para soportarlo, es suficiente con la aceptación de la domiciliación bancaria. En el caso de que  el contribuyente no este de acuerdo con el cargo o no tenga capacidad para soportarlo, puede devolverlo.

  Esta devolución no tendrá coste para el contribuyente por parte del organismo de recaudación, también podrá alegar en los plazos legales si no está de acuerdo con las liquidaciones y , por último, tendrá la opción de solicitar un fraccionamiento en la oficina del organismo, que está ubicada en el antiguo edificio de Correos de Moraleja.



Galería de imágenes