El presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, lamenta el fallecimiento del expresidente de España, Adolfo Suárez.

“Un hombre de Estado que consiguió unir a todos los españoles en el espíritu y la voluntad de recuperar nuestra identidad plural, nuestra instituciones democráticas y nuestros valores como país.

Suárez demostró no sólo a los responsables políticos de su generación, sino también a quienes hoy nos dedicamos al servicio público, que en momentos de dificultad como los actuales, es posible encontrar espacios de entendimiento y encuentro. Él concedió el prestigio a la política probando que la esencia de prometer, es cumplir.

Hoy Extremadura recuerda al hombre y al político que dio una lección que aún perdura, porque fue él quien demostró que España siempre puede tener ‘una nueva hora’ y que es la unión en la diversidad la que nos otorga la fortaleza como país.

Hoy toda Extremadura y toda España están de luto porque ha muerto un referente de nuestra época, una de las personas que nos devolvió como pueblo la libertad y el poder de nuestro país”.