•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En tan sólo cinco días, la Policía Local de Plasencia ha detenido a cuatro conductores por delitos contra la seguridad vial. Entre el 18 y el 22 de febrero se implantaron controles de alcoholemia, de drogas en la conducción y controles de documentación, tanto de conductores como de vehículos.

Según ha informado la policía, tres de los cuatro detenidos lo fueron por haber provocado un accidente de circulación y por ello recuerdan la “altísima correlación entre beber alcohol y la posibilidad de provocar un accidente, y esto se demuestra de manera muy clara”.

Es pasado martes día 18 un vehículo se incorporó a la circulación por el paseo de la Rivera sin percatarse que por esa vía circulaba otro vehículo, impactando con él. El conductor de 69 años, vecino de la ciudad, fue sometido a las pruebas de alcoholemia y arrojó un resultado positivo de 0,61 miligramos/litro. El hombre no pudo realizar la segunda al encontrarse indispuesto y fue necesario avisar a los servicios médicos de urgencias que le prestaron atención en el mismo lugar. El conductor fue detenido por un delito contra la seguridad vial.

Anuncios
Anuncios

También el día 18 en la calle San Francisco se produjo un accidente de circulación. El conductor de uno de los vehículos implicados, de 55 años y vecino de Plasencia, circulaba por la referida calle colisionando con otro coche. Al ser requerido para someterse a las pruebas de detección alcohólica, intentó engañar a los policías locales, diciendo que quien conducía era su hijo. En la prueba de muestreo arrojó un resultado positivo de 0,81 miligramos/litro y al ser requerido para someterse al etilómetro evidencial (aparato de precisión) se negó rotundamente, soplando de manera deficiente y manifestando que no colaboraría con el policía. Se le informó que podría incurrir en un delito de negativa, pero hizo caso omiso a la advertencia y por ello fue detenido.

Durante esa semana, otro conductor arrojó una tasa de alcohol superior en más de cuatro veces la establecida legalmente. En este caso también ocurrió un accidente de tráfico en la Cañada Real al no respetar el conductor del vehículo Seat Ibiza la prioridad de paso en un cruce  y provocar un accidente. El conductor, de 29 años y vecino de Plasencia, fue sometido a la prueba de detección de alcoholemia y arrojó un resultado positivo de 1,25 miligramos/litro en la primera y de 1,31 miligramos/litro en la segunda.

Por otra parte el sábado día 22, a las 03,05 horas de la madrugada en un control preventivo de alcoholemia se dio el alto a un vehículo Renault Megane, invitando a su conductor a someterse a las pruebas de detección alcohólica. El hombre, de 47 años y vecino de Plasencia, arrojó una tasa de alcoholemia de 0,90 miligramos/litro en la primera y de 0,99 miligramos/litro en la segunda.

También durante la semana pasada, otros tres conductores fueron detectados por conducir bajo la influencia de las drogas. Uno de ellos arrojó resultado positivo en cuatro sustancias diferentes, otro en dos, y otro conductor en una droga. Las multas son de 500 euros y la pérdida de seis puntos del permiso y lo que conlleva igualmente la inmovilización del vehículo.


Galería de imágenes