•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Estudiantes del Instituto de Enseñanza Secundaria de Alcántara se han sumado a la iniciativa "la escuela adopta un monumento" apadrinando el puente romano de Alcántara y rubricando un manifiesto en el que se comprometen a conservar el patrimonio de la localidad de pintadas y efectos del botellón.

Los alumnos del centro han hecho pública esta postura en un acto institucional en el que ha participado la delegada  provincial de Educación, Pilar Pérez, quien ha valorado la defensa del patrimonio  que los escolares se han comprometido a realizar.

Anuncios

El proyecto "la escuela adopta un monumento" es un programa pedagógico transversal, dirigido a alumnos de todas las etapas educativas, en el que los centros educativos contarán con el asesoramiento de técnicos de la Dirección General de Patrimonio Cultural y de la Secretaría General de Educación, además de la implicación de mancomunidades, ayuntamientos, consorcios y la comunidad educativa.

Anuncios

Por su parte, la directora general de Patrimonio Cultural ha asegurado que con este proyecto se lleva a cabo la "conservación preventiva del patrimonio", para lo que "la escuela es el mejor canal" para transmitir valores culturales entre los niños y jóvenes.

Esta  iniciativa pretende familiarizar a los alumnos con un monumento próximo que les sirva para conocer su historia y lo que significa "en la realidad de su entorno", con lo que se consigue poner en valor y fomentar la sensibilización de la ciudad y su entorno, que se ha extendido a "todos los ámbitos del patrimonio", desde los conjuntos históricos hasta monumentos concretos de ciudades Patrimonio de la Humanidad, así como edificios religiosos y civiles.

 


Galería de imágenes