•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los olivareros de la comarca de Trasierra Tierras de Granadilla están a la espera de los resultados de los análisis y estudios que está realizando el Citycex, el  centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura, para conocer los efectos de las heladas en los árboles y su repercusión en la calidad del fruto. Los problemas en los olivos de la zona, especialmente en el término municipal de Ahigal se iniciaron en el 2008 y son alrededor de 300 hectáreas donde se estarían registrando las mayores incidencias.

Los daños foliares en ramas y raíces provocan una disminución de producción del árbol, y una pérdida de calidad del fruto. Aunque por lo general el olivo resiste bien las bajas temperaturas resulta más sensible a las heladas tardías o a los repentinos cambios de temperatura. La presidenta del grupo municipal popular de Ahigal, Marian García Rubio, expresó su agradecimiento por que los técnicos de la Junta han visitado el municipio para estudiar el problema y llegar a encontrar una solución.


Galería de imágenes