La Agrupación Sanvicenteña de Empresarios del Corcho (ASECOR) congregó a más de treinta profesionales y estudiosos de la dehesa en unas jornadas tituladas “Los Sistemas de Certificación como herramienta para transmitir a la sociedad los valores de la Dehesa”. Este congreso, celebrado en Huelva, buscaba transmitir la necesidad de mejorar las gestiones de las dehesas permitiendo potenciar sus recursos. 

Esta jornada se celebró en el marco del Proyecto “Valor Dehesa”, de la fundación Biodiversidad, a través del Programa Empleaverde cofinanciado por el Fondo Social Europeo (FSE). 

El responsable de comunicación del proyecto Valor Dehesa, Alejandro Píriz, declaró que el resultado de las jornadas había sido mucho más positivo de lo esperado y añadió que es necesario para la zona de San Vicente conocer qué trato darle a la dehesa para generar un beneficio mayor que redunde en los trabajadores y en el desarrollo sostenible. 

Anuncios
Anuncios

El programa contempló debates, mesas redondas, exposiciones y charlas para conseguir llegar a estrategias y tácticas comunes que beneficien a los profesionales dedicados a este sector. El tema central fue la gestión responsable, aumentando la competitividad y la sostenibilidad.

La primera charla corrió a cargo del investigador del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura, Ramón Santiago, que compartió las recomendaciones de la Mesa de Protección de la Dehesa para llegar a una gestión integral correcta y equilibrada. 

El miembro del Comité de Estándares de FSC-España, Manuel de Luque, amplió la visión sobre las Certificaciones Forestales. Estos certificados promueven los beneficios sociales y medioambientáles en la gestión de la dehesa. 

Tratando el tema de los modelos sostenibles, Gustavo Alés, de la Finca La Donaria, expuso un tratado sobre manejo agroecológico de la dehesa y, en concreto, de la regeneración de la vegetación. Su exposición contó con un espacio práctico sobre las causas del deterioro de los campos agrícolas.