•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Efectivos de la Guardia Civil han identificado a tres personas y han instruido diligencias por una supuesta estafa en grado de tentativa.

Un vecino de Guadalupe se personó en el Acuartelamiento de la Guardia Civil explicando que tres hombres de mediana edad se habían personado en su domicilio identificándose como operarios de una empresa revisora de gas butano que debían realizar las tareas de revisión de la instalación del domicilio.

Estas personas, tras tener autorización del titular de la vivienda, comenzaron una supuesta “revisión de gas”, ya que al titular no le correspondía por fecha la revisión correspondiente, sustituyendo estos “trabajadores” varios componentes de la instalación, circunstancia que levantó las sospechas del propietario del inmueble, que comenzó a considerar la posibilidad de ser víctima de una supuesta estafa, desconfiando de los trabajos de revisión de gas que se estaban realizando en su domicilio, así como de la legalidad de los mismos.

Tras comunicar esta circunstancia a los tres operarios y manifestarles que iba a dar aviso a la Guardia Civil para cerciorarse de la legalidad de la actuación,  estos abandonaron inmediatamente el domicilio del señor, sin finalizar ni realizar ningún cobro por las tareas de mantenimiento. Efectivos de la Guardia Civil de Guadalupe, montaron un dispositivo de identificación y localización de estos supuestos operarios y del vehículo utilizado para su desplazamiento, interceptando dicho vehículo con sus ocupantes en la  carretera EX102, en un punto intermedio entre las localidades de Guadalupe y Cañamero.

En el registro del vehículo, los agentes hallaron documentación anulada con trazas de bolígrafos a nombre de la supuesta víctima, así como unos formularios de supuestos contratos de mantenimiento de una empresa con sede en Mérida, dedicada al montaje, mantenimeinto, conservación, revisión y reparación de instalaciones de gas, climatización, fontanería y calefacción, que cuenta con denuncias previas por presuntas irregularidades en este tipo de revisiones.

Los tres ocupantes manifestaron ser empleados de esta empresa, dos de ellos de nacionalidad española, con domicilios en Alicante y Albacete, y un tercero de nacionalidad extranjera, con múltiples antecedentes por delitos contra el patrimonio.

La Guardia Civil desea alertar de la actuación de este tipo de empresas, que bajo una razón social legal, realizan revisiones de gas cobrando un precio abusivo por ello, evadiendo la acción de la Justicia, al facilitar a sus víctimas un documento que firman, donde se aceptan los trabajos realizados, previa conformidad de un supuesto presupuesto.