•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

CCOO de Extremadura ha advertido que si Altadis confirma finalmente que comprará unas 6.000 toneladas menos de tabaco a CETARSA se perderá un 20% de la carga de trabajo de esta compañía lo que tendrá un "perjuicio evidente en el empleo de la zona".

Para el secretario general de CCOO de Extremadura, Julián Carretero, es incomprensible la actitud conformista que la Junta de Extremadura está mostrando con este anuncio de Altadis y reclama al Gobierno extremeño que se esfuerce por garantizar que al menos se adquiere la misma cantidad de tabaco que años pasados.

Anuncios
Anuncios

La intención de reducir la compra del tabaco transformado por CETARSA ha generado gran inquietud entre los productores de la zona y los trabajadores de la compañía, puesto que "su impacto negativo sería considerable".

De concretarse definitivamente esta disminución se perdería un mes trabajo para los 300 trabajadores fijos discontinuos, además del perjuicio que se causaría para los agricultores que verían mermada la demanda sobre el cultivo en torno a seis millones de kilos tabaco en verde.

Julián Carretero subraya que  tanto CETARSA como el Gobierno regional tienen que involucrarse al máximo para conseguir que se procesa la misma cantidad de tabaco que el año anterior y la carga de trabajo en las factorías no disminuye.

Hay que recordar que Altadis es el único socio privado con un 20% en CETARSA, que es una empresa pública.

Este tipo de anuncios, con fuerte repercusión en el empleo, provocan lógicamente mucha preocupación en el sector, que ya tiene sobre su cabeza la incertidumbre de cuál será el futuro de las ayudas de la PAC para este cultivo.

Por este motivo, unido al gravísimo problema de desempleo que sufre Extremadura, no se entiende la pasividad y el conformismo con los que el Gobierno regional ha recibido la noticia.


Galería de imágenes