•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Dirección de Salud Pública de las Áreas de Salud de Mérida y Don Benito- Villanueva del SES ha iniciado hoy una investigación para esclarecer las circunstancias que rodean a un posible caso de intoxicación por estramonio, sufrida por un hombre de 73 años de edad, tras comer una menestra de verduras congeladas, según su testimonio.

El paciente, quien permanece ingresado en la UCI del Hospital de Mérida, se encuentra en estado estable y evoluciona favorablemente de sus síntomas, que son compatibles con un síndrome anticolinérgico que puede tener su origen en la ingesta o contacto con distintos productos.

Según la información de la que se dispone, en torno a las 15:00 horas de ayer, el paciente ingirió junto a los miembros de su familia el contenido de una bolsa de menestra congelada y, posteriormente empezó a sentirse indispuesto, presentando mareos, visión borrosa, pupilas dilatadas, sequedad en las mucosas y rubor en el rostro.

A las 20:00 horas fue atendido en el Hospital de Mérida, donde los facultativos evaluaron su estado y descartaron complicaciones hemodinámicas. No obstante, el paciente ha sido ingresado en la UCI, donde permanece en observación a la espera de que se confirme o no la ingesta de estramonio.

La Dirección de Salud ha tomado muestras de la bolsa de menestra de la que comió la familia, y también está tomando las medidas oportunas para determinar el origen de la posible intoxicación, así como las medidas necesarias para preservar la salud pública de la población.

Cabe destacar, además, que ningún otro miembro de la familia ha presentado ningún síntoma.