•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Juzgado de lo Penal número 2 de Cáceres ha dictado una sentencia de conformidad en la que condena al conductor del autobús siniestrado en Miajadas en 2009, que causó tres muertos y más de una decena de heridos, a la pena de dos años de prisión y tres años y medio de retirada de carné de conducir.

La Fiscalía solicitaba para el acusado la pena de cuatro años de prisión y una retirada de carné de cinco, que al final ha sido rebajado al aplicarse el atenuante de dilaciones indebidas en el tiempo y a que se han efectuado por parte de la aseguradora la mayoría de las indemnizaciones reclamadas.

El abogado del conductor, Manuel Diz, en declaraciones a Efe, ha manifestado que finalmente su cliente ha sido condenado a dos años de prisión por un delito de homicidio imprudente y que en todo momento han mantenido que "hubo un fallo mecánico en los frenos" que llevó a perder el control del autobús.

En la sentencia dictada por conformidad además se ha establecido las últimas indemnizaciones que quedaban pendientes como 24.000 euros para los familiares de uno de los fallecidos y 3.000 para uno de los heridos.

El accidente tuvo lugar el 24 de junio de 2009 en la zona conocida como "La Tomatera", cerca de la Autovía de Extremadura (A-5) y en la conexión con la carretera Ex-206 de Miajadas a Cáceres.

Los fallecidos fueron dos chicas de 21 y 24 años, vecinas de Villanueva de la Serena (Badajoz), y un hombre de 68 años, de Madrigalejo (Cáceres) y el accidente dejó además más de una decena de heridos.

El autobús cubría la línea regular que conecta Cáceres y la localidad pacense de Don Benito cuando el vehículo volcó.