•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El árbitro del conflicto laboral en la planta jerezana de Siderúrgica Balboa, Gonzalo González Tejedor, ha emitido ya su laudo de obligado cumplimiento tanto para la dirección como para los trabajadores en el que establece 117 despidos y una bajada de salarios de entre el 4 y el 25 por ciento.

El laudo, que la dirección acata por ser vinculante aunque no le satisface mientras que para los representantes de los trabajadores representa el menos malo de los acuerdos posible, contempla la extinción de 117 puestos de trabajo repartidos entre las secciones de acería, trenes de laminación y departamentos varios. Además, establece un plazo de quince días para que aquellos trabajadores que lo deseen se acojan a las bajas voluntarias.

Anuncios

Los trabajadores a los que se les extingan sus contratos verán incrementada la indemnización legal prevista de 20 días de salario por año de servicio con el tope de 12 mensualidades hasta una cuantía de 30 días por año con un tope de 18 mensualidades. Además, la empresa, salvo causa excepcional que comprometa su viabilidad futura, está obligada por el laudo a no poner en marcha ningún otro procedimiento de despido colectivo antes del 31 de diciembre de 2014.

Anuncios

También se creará una bolsa de empleo para los trabajadores que sean despedidos ahora para retornar a la empresa en el caso de que se produjeran nuevas contrataciones en el futuro.

Por otra parte, el laudo contempla una reducción salarial temporal de entre el 4 y el 25% en diferentes tramos salariales que se aplicará al día siguiente de la notificación y estará en vigor hasta el 31 de diciembre del 2014. Si durante este periodo la empresa logra resultados positivos consolidados durante un trimestre completo, se retomarán los niveles salariales existentes antes de la reducción. En ningún caso el salario resultante, una vez aplicada la reducción, podrá ser inferior a 19.500 euros anuales.

El secretario de la Federación del Metal de UGT de Extremadura, Miguel Ángel Rubio, ha dicho, en declaraciones a EFE, que el laudo es similar al preacuerdo alcanzado el pasado día 15 de octubre, rechazado por los trabajadores en una asamblea, y que "confirma" que es la salida "menos mala, no descabellada", para la subsistencia de la empresa.

En este sentido, aunque ha lamentado que haya despidos y rebajas salariales, ha subrayado que se evita que 532 trabajadores "se vaya a la calla" y que 415 conservarán sus empleos, unos puestos de trabajo que "nos jugábamos". A su vez, el secretario de la Federación de Industria de CCOO de Extremadura, Melitón Rodríguez, ha explicado a EFE que el laudo "tiene su valor positivo porque se mantienen el empleo, la industria y la actividad en la zona", aunque "tiene su lado negativo, que van a la calle 117 trabajadores". Ha manifestado su esperanza en que "la empresa se pueda recuperar".


Galería de imágenes