•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La nueva Política Agraria Comunitaria (PAC) limitará las ayudas a la producción de modo que sólo puedan percibirlas aquellos agricultores que sean considerados activos, que reúnan una serie de requisitos y que ya hayan declarado producciones en el año 2013, que previsiblemente será considerado el año de referencia.

La directora general de Política Agraria Comunitaria (PAC) del Gobierno de Extremadura, Mercedes Morán, explicó hoy en la Feria Agroganadera de Trujillo que la nueva PAC se distribuirá en dos pilares, el de ayudas directas, y el de desarrollo rural.

Las distintas Administraciones ejercerán un mayor control sobre las producciones a través de una serie de mecanismos que impedirán los acuerdos entre propietarios y arrendatarios de fincas cultivables. Así, para acreditar la figura de agricultor activo se tendrán en cuenta las declaraciones realizadas en el Impuesto para la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Las ayudas serán distribuidas entre 23 millones de hectáreas de toda España y el 83 por ciento del presupuesto se repartirá entre todos los agricultores, mientras que un 2 por ciento será destinado a jóvenes y el 15 por ciento restante se repartirá entre los pagos acoplados.

La superficie nacional de cultivos de dividirá en comarcas agrarias que a su vez se distribuirán en cuatro tipos de superficies: de secano, regadío, cultivos permanentes y pastos. Como el resultado nacional sería de 1.200 tipos de superficies en toda España, se ha decidido agrupar los distintos tipos en función de su importe.

Los agricultores y ganaderos están pendientes de la celebración de la próxima Conferencia Sectorial que reunirá el próximo mes de enero a los consejeros de Agricultura de las 17 comunidades autónomas, que en esa fecha deberán avanzar en la toma de decisiones sobre la nueva PAC, que estará operativa entre los años 2014 y 2020.


Galería de imágenes