CCOO de Extremadura demanda una oferta de empleo público docente amplia y generosa, del al menos mil plazas, que garantice la convocatoria de la mayoría de las especialidades de Secundaria, profesores técnicos de Formación Profesional y profesores de Enseñanzas Especiales.

Estos cuerpos docentes han sido los más afectados por los recortes del Gobierno y han transcurrido cuatro años desde la última convocatoria de oposiciones.

Desde la Federación de Enseñanza de CCOO se recuerda que la convocatoria de oposiciones de Secundaria y todos estos cuerpos en 2012 no se realizó y además la Consejería de Educación y Cultura decidió que la tasa de reposición que le correspondía se acumulara a la convocatoria de Primaria de 2013.

CCOO rechazará cualquier oferta raquítica y estima que en ningún caso debería ser menor a mil plazas. Una cantidad inferior sería claramente insuficiente, ya que persistiría la consolidación de la pérdida de docentes en la educación pública y, consecuentemente, el deterioro de la calidad educativa y del sistema público.

Además, hay que advertir a la Consejería de Educación el daño en esfuerzo, tiempo y dinero que una oferta pobre puede producir en unos opositores que llevan años estudiando y que han visto frustrado su deseo de luchar por una plaza debido a la decisión unilateral de la Administración de congelar sus oposiciones durante cuatro largos años.

La Federación de Enseñanza de CCOO estima que la convocatoria de oposiciones tiene que ser un hecho normalizado y periódico, que oferte las plazas para cubrir las necesidades de todas las especialidades para un buen funcionamiento del sistema educativo público, y del que se conozcan las bases que lo van a regir con una antelación suficiente.

Frente a esto, los aspirantes, en estos últimos años, han sufrido cambios de temarios, incertidumbre sobre la convocatoria o no de oposiciones y otra serie de incidencias que les han desorientado y que la Administración debe corregir.

En el caso de las plazas de Secundaria, Profesores técnicos de FP, Escuelas de Idiomas y otras enseñanzas especiales, sólo en el curso pasado 2012/13, CCOO contabilizó más de 400 vacantes de Secundaria que no se ofertaron; sin contar con las cerca de 40 que se han amortizado en este mismo curso, ni con las jubilaciones que se han producido por centenas y la pérdida de plazas provocada por la ausencia de oposiciones para estos cuerpos docentes.

Además, CCOO recuerda que tanto el Gobierno central como el que preside José Antonio Monago han reiterado en varias ocasiones que persiguen la potenciación y mejora de la formación profesional y la reducción de las tasas de fracaso y abandono escolar en estos niveles educativos. Por todo ello, si realmente es esa su intención, la oferta debe ser generosa en la mayoría de las especialidades y aumentar considerablemente en las especialidades de profesores técnicos de FP en las familias profesionales más demandadas.

En Extremadura, el alumnado matriculado en Formación Profesional ha subido en este último curso en 1.659 alumnos; lo que obviamente debería reflejarse en la nueva contratación de 166 profesores técnicos de acuerdo con la ratio de un profesor por cada diez alumnos que el Ministerio de Educación y Cultura otorga a Extremadura en sus “datos y cifras” para el curso 2013-14,  que se han publicado recientemente.

La congelación de oposiciones y la escasa oferta de estos últimos años, combinado con los recortes educativos que estamos sufriendo, están ocasionando el deterioro de las condiciones laborales de los docentes.

El aumento del porcentaje de interinidades alcanza ya unas cifras cercanas al 30 por ciento del total de docentes, cuando reducir ese porcentaje de trabajadores temporales y mantenerlo cercano a un 8 por ciento era uno de los objetivos de las administraciones educativas en los últimos años.

La tasa de reposición impuesta por el Gobierno central de un 10 por ciento en los últimos años está siendo un duro castigo para la enseñanza pública en Extremadura. Cada año, se están perdiendo centenares de plazas docentes, porque de cada cien docentes que se jubilan sólo se convocan diez plazas de oposición, y unido a los tremendos recortes en cuanto a aumento de ratio y horario lectivo, y la tardanza en la llamada a interinos para cubrir las bajas, contamos con una cifra cercana a los 1.500 docentes perdidos en nuestro sistema educativo en los dos últimos cursos, de los que dos tercios son de Secundaria

La necesidad imperiosa de contar con más docentes se parchea con contrataciones a media jornada en planes de educación que se deciden repentinamente pero tarde y se aplican apresuradamente, dejando en duda su eficacia como medida educativa.

Este importante incremento del empleo precario en educación, incide negativamente en la calidad educativa, creando graves trastornos en la planificación y organización de los centros educativos.

CCOO considera que la Consejería de Educación y Cultura de Extremadura debe trabajar para que se modifique la tasa de reposición que quiere imponer el Gobierno central, porque este modelo se aleja de los objetivos de estabilidad en materia de plantilla y no cubre las necesidades de la comunidad educativa extremeña.