•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Cuerpo Nacional de Policía ha desarticulado un grupo organizado dedicado al tráfico de sustancias estupefacientes procediendo a la detención de ocho personas como presuntas responsables de un delito de asociación ilícita y delito contra la salud pública.

La investigación comenzó sobre el mes de julio cuando los agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Cáceres obtuvieron la información de que un conocido traficante proveniente de Mérida se había instalado en la ciudad de Cáceres, habiendo hecho del tráfico de hachís su medio de vida.

A partir de ese momento, se llevaron a cabo las gestiones oportunas tendentes a verificar tales informaciones, las cuales dieron como resultado la obtención de los indicios y pruebas necesarios  como para entender que dicho traficante era el presunto “cabecilla” de un grupo organizado dedicado al tráfico de drogas.

Este adquiría la mercancía a distribuidores de nacionalidad marroquí asentados en el territorio nacional, procurando “tocar” lo menos posible la droga,  encargándose principalmente del trato y el pago de los envíos de la sustancia estupefaciente a los distribuidores y la administración de los beneficios obtenidos por la venta de la misma, así como de controlar a sus colaboradores para que éstos realizaran eficazmente la venta, no dudando en utilizar la intimidación, e incluso la violencia, cuando de cobrar alguna deuda se trataba.

Por debajo de este, tenía su “mano derecha”, encargado de recepcionar la mercancía, ocultarla y venderla directamente a otros traficantes, y de facilitar a su “jefe” continuos cambios de número de teléfono y de vehículos, a nombre de diferentes titulares, como medidas de seguridad.

En el escalón inferior, estarían los “colaboradores”, jóvenes que se dedicaban a distribuir la sustancia estupefaciente en las zonas de la ciudad de Cáceres que  cada uno de ellos tenía asignada.

Con toda esta información, habiendo identificado a todos los integrantes del grupo, así como a los distribuidores de la droga y teniendo conocimiento de que el día 29 de octubre se iba a realizar una compra de droga por parte de la organización, se decidió intervenir, procediendo a la detención de cuatro personas, así como a la incautación de 130 bellotas de hachís, que arrojaron un peso de 1.350 gramos, en el mismo momento en el que se iba a realizar el intercambio.

Con los principales sospechosos detenidos, y con la correspondiente autorización judicial, se procedió a realizar cinco registros domiciliarios, uno de ellos en la localidad de Almendralejo, donde fueron detenidas cuatro personas e incautados otros 13.8 gramos de hachís, 647 gramos de marihuana, distribuidas en 111 bolsitas de plástico preparadas para su venta, tres vehículos, 220 euros en efectivo y varios teléfonos móviles.

Los detenidos, de entre 20 y  34 años de edad, algunos de ellos con antecedentes penales, fueron trasladados hasta dependencias policiales para la tramitación de las correspondientes diligencias, tras las cuales fueron puestos a disposición judicial, decretando ésta el ingreso en prisión de tres de ellos. La operación continúa abierta, no descartándose nuevas detenciones.


Galería de imágenes