•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil ha conseguido rescatar durante la madrugada del domingo 3 de noviembre a una familia en Madroñera, que presa del pánico, se encontraban atrapados en la planta superior de su vivienda en llamas, presumiblemente, al haber prendido los sacos de carbón para picón que se almacenaban en la planta baja.

Anuncios

Pasada una hora de la medianoche, efectivos de la Guardia Civil del Puesto de Trujillo, se desplazaron hasta la localidad de Madroñera, tras recibir el aviso del incendio en una vivienda de la localidad. Una vez en el inmueble, pudieron comprobar que se trataba de una vivienda de dos plantas con la parte inferior en llamas, de la que salía una gran humareda que envolvía el edificio.

Anuncios

Vecinos de la zona manifestaron a los agentes que en la parte superior del edificio había una familia atrapada, la cual no podía abandonar la vivienda debido a los barrotes de forja existentes en las ventanas como medidas preventivas de seguridad contra robos.

En una de estas ventanas se podía vislumbrar la cabeza de tres miembros de esta familia intentado respirar el aire del exterior, ya que el humo existente en el interior era altamente tóxico. Buscando un acceso para acceder al interior, los agentes, ayudados por varios vecinos, lo intentaron a través de un patio interior y de la cocina, pero las llamas y el humo se lo impedían. Finalmente con herramientas facilitadas por los vecinos, los agentes lograron quitar la reja de la habitación donde se encontraba la familia (padre, madre y dos hijas), consiguiendo, con ayuda del personal del SEPEI, rescatar a todos los ocupantes de la vivienda, siendo evacuados por los servicios de emergencias del 112 al centro de salud de Trujillo, donde fueron ingresados por intoxicación por inhalación de gases tóxicos.

Finalmente los Guardias Civiles también tuvieron que ser asistidos en el centro de salud por intoxicación leve de humos y pequeñas heridas superficiales sufridas durante el rescate.

MIRABEL   

Por otra parte, también durante la tarde del pasado viernes día 1 de noviembre, efectivos de la Guardia Civil de la Comandancia de Cáceres iniciaron un dispositivo de búsqueda y localización en Mirabel de un enfermo de esquizofrenia que había huido de su domicilio para evitar que los servicios médicos de urgencias que se habían desplazado hasta su vivienda le administrarán, a petición de sus familiares, un fármaco que calmara su estado.

En la huida, asió un cuchillo y caminó por los extrarradios de la localidad seguido de familiares, siendo interceptado por la Guardia Civil en las inmediaciones de la  vía férrea, donde consiguieron persuadirle para que dejara el cuchillo, a la vez que lo acompañaron hasta el domicilio, desde donde, tras serle administrado un calmante por el personal médico, fue trasladado al Hospital Virgen del Puerto de Plasencia.


Galería de imágenes