•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Plataforma en Defensa del Ferrocarril Vía de la Plata ha mostrado su oposición a la política de “abandono del tren convencional” y por ello han exigido una infraestructura pública con servicios para la comunicación de los territorios y de las poblaciones, dinamizando la economía de las comarcas.

Por ello consideran que los ayuntamientos cacereños tienen en su mano evitar las acciones de ADIF, a través de sus competencias urbanísticas y medioambientales, denegando licencias o acordando medidas para la protección del ferrocarril y de sus infraestructuras.

Consideran que poner sobre la mesa una Vía Verde bajo promesas de futuro sobre el tren “carece de sentido cuando hay innumerables alternativas para estos itinerarios como son los caminos y vías pecuarias, también terrenos públicos”.

Desde la plataforma se ha mostrado satisfechos ante la postura negativa de los municipios extremeños del tramo norte del ferrocarril Vía de la Plata a aceptar el levantamiento de las vías.

El colectivo ha reiterado que no se puede permitir que la administración pública levante estas infraestructuras y además han denunciado que el gobierno de Extremadura y su consejería de Fomento no han hecho nada para evitar los desmantelamientos a pesar de los “recientes y unánimes “acuerdos de la Asamblea de Extremadura.