•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El concejal de Hacienda de Moraleja, Carlos Lomo, ha negado que el ayuntamiento haya realizado una revisión del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en la localidad como denunció el grupo socialista a través de un comunicado de en su página web.

El edil explicó que el consistorio ha realizado una actualización catastral para que todos los ciudadanos paguen lo mismo y se evite el fraude. En este sentido, Lomó puntualizó que “no se trata de subir impuestos sino de cumplir la ley”.

Por otro lado, el edil tildó de “operación crediticia magnífica” la solicitud de la financiación para el pago a proveedores que fue aprobada recientemente en un pleno extraordinario. “Los proveedores cobrarán mucho antes de lo que pudieran cobrar por el turno que les correspondiera en el ayuntamiento, afirmó el concejal.

En el comunicado del PSOE, afirma que este plan “va a hipotecar a los vecinos y vecinas para los próximos 12 años”. Como explicó Carlos Lomo, este plan supone la solicitud de un crédito a diez años de 437.847,61 euros con el que se hará frente a las facturas de los proveedores y que el consistorio deberá pagar en diez años.

En relación a la afirmación del grupo socialista sobre la negativa del PP a recibir su ayuda, el edil de Hacienda declaró que “siempre tengo en cuenta todo lo que me puedan decir desde el partido socialista, sobre todo de su representante en cuestiones económicas” pero que “al partido popular de Moraleja no va a engañarles ni una vez más”, ya que cuando se celebran los plenos “votan todo lo contrario” a lo hablado en las comisiones.


Galería de imágenes