•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Corporación Provincial de la Diputación de Cáceres ha aprobado por unanimidad este viernes en un pleno extraordinario una modificación presupuestaria que cambia la fuente de financiación del Programa de Inversiones 2.013. Según ha explicado el portavoz del equipo de Gobierno, Saturnino López Marroyo, “se prevé la baja de la operación de préstamo prevista y el alta de remanentes de tesorería para gastos generales y poder así refinanciar el Programa Extraordinario de Inversiones con fondos propios de la Diputación”.

Ha aclarado que esta alteración puede hacerse tras recibir una notificación de la Secretaría General de Coordinación Autonómica y Local del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas en la que se informa de la “inminente modificación de el artículo 32 de la Ley orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera (LOEPSF)”, una norma que impedía hasta ahora el uso de remanentes para otra cosa que no fuera la amortización de deuda.

El cambio permitirá que las Corporaciones Locales que no superen los límites fijados en materia de autorización de operaciones de endeudamiento y que presenten en el ejercicio anterior, simultáneamente, superávit en términos de contabilidad nacional y remanente de tesorería positivo “podrán dedicar esos fondos a inversiones siempre que previamente se hayan atendido las obligaciones pendientes, unas premisas que cumple la Diputación de Cáceres”, ha añadido López Marroyo. La ejecución de los créditos queda condicionada a la aprobación definitiva de la modificación del artículo 32 de la LOEPSF, pero el anuncio permite avanzar y realizar toda la tramitación jurídico-administrativa.

Anuncios
Anuncios

El Plan Extraordinario de Inversiones 2013 cuenta con 11,159.033 euros de los cuales un 85% los aporta la Diputación (9.545.178,05€) y el 15% restante los municipios (1.613.855 €) y se destina a la mejora que los servicios que los municipios prestan a los ciudadanos. López Marroyo ha recordado que se trata de “unas actuaciones que servirán para una reactivación general de la economía y que generarán empleo durante la realización de las mismas”.

Ejecución de sentencia

El pleno ha aprobado por unanimidad una segunda modificación presupuestaria por concesión de crédito extraordinario para poder cumplir una sentencia judicial que obliga a la Diputación a pagar una deuda de 934.682,57 euros contraída por el anterior equipo de gobierno con la empresa Construcciones Araplasa, S. A. durante los años 2.008 y 2.009 por unas obras de conservación de carreteras realizadas sin el procedimiento de contratación pertinente ni el crédito presupuestario necesario.

La Diputación adjudicó en 2007 y con una duración de solo un año a Construcciones Araplasa, S. A. el contrato de mantenimiento de las carreteras de la zona este de la provincia de Cáceres con un presupuesto de 300.000 euros para bacheos, refuerzos de firme y limpieza de cunetas.

Según ha explicado a los periodistas el portavoz del actual equipo de Gobierno, “el contrato se llevó a cabo con total y absoluta normalidad pero el problema surgió cuando a partir del mes de agosto de 2008 la empresa continuó prestando el servicio de conservación y mantenimiento de esa parte de la red viaria hasta noviembre del 2.009, sin observarse sin ninguna formalidad en la concertación de los contratos y sin ninguna partida presupuestaria que las respaldara”.

En este periodo de tiempo, un año y tres meses, se triplicó el precio del contrato inicial por obras ejecutadas por casi igual periodo de tiempo que ahora después de más de dos años y con un nuevo equipo de gobierno ha reclamado por vía judicial la empresa a la Diputación.


Galería de imágenes