•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Badajoz obliga en una sentencia a las 15 entidades que respaldaron el plan de refinanciación de Caval a cancelar la hipoteca suscrita en 2010 por valor de 15.925.000 euros por entender que eran conocedores de la insolvencia de la cooperativa de Valdelacalzada, que luego entró en concurso.

En la sentencia se condena además a las entidades a hacerse cargo de los gastos que se generaron para su firma y también cancelación, así como a abonar la cantidad de 327.500 euros retirados de la cuenta de la concursada en 2011 y las costas.

La Juez entiende que, de acuerdo a la documentación aportada, la refinanciación se hizo sobre la base de un plan de viabilidad y unas condiciones que no estaban cerradas y finalmente no se cumplieron.

Anuncios
Anuncios

Contra la sentencia cabe recurso de apelación ante este tribunal en el plazo de veinte días, desde la notificación de la resolución


Galería de imágenes