•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una mujer de 79 años de edad, que padece problemas físicos y psíquicos, fue abandonada por uno de sus hijos el pasado 10 de agosto junto a la puerta de la vivienda de otra de sus hijas, en Valdeobispo. La anciana fue auxiliada por la Guardia Civil durante las horas del día con las temperaturas más elevadas.

Los servicios médicos movilizados a través del Centro 112 de Extremadura, tras ser alertados por los agentes de la Guardia Civil que atendieron a la mujer. Tras valorar su estado, los sanitarios decidieron trasladar a la mujer hasta el Hospital Virgen del Puerto de Plasencia.

La Autoridad Judicial fue informada sobre el caso y quién ordenó el ingreso involuntario de la mujer en el citado centro hospitalario hasta el esclarecimiento total de los hechos, según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa.

Los agentes de la Guardia Civil que se trasladaron hasta el lugar pudieron comprobar que citada persona había sido trasladada hasta Valdeobispo por uno de sus hijos, y que el lugar en el que se encontraba era el domicilio de la hermana de éste, para que, durante unos días, se hiciera cargo del cuidado y atención de la mujer. Al parecer, el primero de ellos es el encargado de atender a la misma durante todo el año.

Los Guardias Civiles se entrevistaron con el familiar residente en esa calle y  les comunicó que no va a encargarse de su madre ya que existen otros dos hermanos que lo podrían hacer, viviendo uno de ellos en la misma localidad.

Finalmente se ha imputado a los cuatro hijos de la persona abandonada un delito contra las relaciones familiares por abandono de incapaz.