•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un total de 640 niños asistirán a partir del próximo día 15 de julio a los comedores escolares de 8 municipios de la región habilitados por las consejerías de Educación y Cultura y Salud y Política Social durante este verano, para asegurar tres comidas diarias a los niños en situación de exclusión social y garantizar su correcta alimentación mediante una dieta sana y equilibrada.

La organización de este servicio, que cuenta con un presupuesto de 200.000 euros, ha contado con la colaboración de Cáritas de Extremadura y de Cruz Roja, quienes han contactado con las familias con hijos de entre 3 y 12 años de edad y susceptibles de necesitar estos comedores, que funcionarán hasta el día 6 de septiembre.

El director general de Política Social y Familia, Juan Bravo; el secretario general de Educación, César Díez Solís; el presidente autonómico de Cruz Roja, Sebastián Calvarro, y el director regional de Cáritas en Extremadura, José Manuel López Perera, han informado sobre la puesta en marcha de este servicio, para el que finalmente ha habido una demanda muy inferior a la prevista en un principio, según explicó Juan Bravo.

Este servicio se ofrecerá de forma gratuita en 11 comedores ubicados en Badajoz, Cáceres, Mérida, Plasencia, Don Benito, Villanueva de la Serena, Navalmoral de la Mata y Almendralejo, con lo cual “se cubren sobradamente las peticiones recibidas hasta el momento”, según indicó el director general de Política Social y Familia, quien explicó que se trata de “un recurso de carácter extraordinario y excepcional”.

Juan Bravo manifestó que hay que reconocer la impagable labor social que realizan entidades como Cáritas y Cruz Roja en la región, y destacó que el Gobierno extremeño ha dado sobradas muestras de solidaridad con quienes peor lo están pasando como consecuencia de la crisis, aunque la situación de Extremadura es similar a la de otras comunidades autónomas, “sin alarmismos”, precisó.

También afirmó que, aunque hay familias extremeñas con serias dificultades económicas, existe una amplia red de atención social distribuida por toda la región.

A su vez, el secretario general de Educación explicó que la franja de edad de los niños que recibirán este servicio es la misma de los que asisten a los comedores escolares durante el resto del año, y agradeció el trabajo realizado por Cáritas y Cruz Roja para la puesta en marcha de los comedores.

Díez Solís destacó que el Gobierno de Extremadura es sensible a las necesidades de estos niños y explicó que más de 10.000 niños se benefician de los comedores escolares durante el curso en toda la región, de los que más del 80% tienen plaza gratuita.

El secretario general de Educación explicó que se han atendido las recomendaciones de Cáritas y Cruz Roja respecto a las zonas de ubicación de los comedores escolares, la capacidad de los centros y las solicitudes.

PLAZAS, LOCALIDADES Y ACTIVIDADES

En Badajoz se atenderán 200 plazas, en los colegios 'Manuel Pacheco' y 'San Fernando'; 125 en Mérida (colegios 'Dión Casio' y 'Juan XXIII'); 70 en Cáceres (colegios 'Alba Plata' y 'Extremadura'); 65 plazas en Don Benito (Colegio 'Zurbarán'); 60 en Plasencia (Colegio 'La Paz'); 50 en Almendralejo (Colegio 'San Roque'); 40 en el comedor municipal de Navalmoral de la Mata, y 30 en el colegio 'Santiago Apóstol' de Villanueva de la Serena que, aunque su ayuntamiento ya atendía este servicio, a partir del día 15 de julio será sufragado por el Gobierno regional.

Los niños tomarán un almuerzo en los centros compuesto por un primer plato, un segundo y postre. Paralelamente, a cada uno de ellos se les facilitará dos bolsas de alimentos, una con productos para el desayuno y otra para la merienda-cena, que consumirán en sus domicilios, además, como actividades complementarias los menores beneficiarios disfrutarán, dos días por semana, de programas de animación y talleres lúdicos que correrán a cargo de Cruz Roja.

A su vez, el director regional de Cáritas en Extremadura, José Manuel López Perera, manifestó que esta entidad quiere sentirse útil y que es una gran satisfacción colaborar en un programa de este tipo, pues no existen vacaciones para las necesidades de estos escolares, y añadió que están abiertos a colaborar en todo cuanto sea necesario con el Gobierno extremeño, del que valoró la actualización de la Ley de Servicios Sociales y la puesta en marcha de la Ley de Renta Básica.

Por su parte, el presidente autonómico de Cruz Roja, Sebastián Calvarro, explicó que cada vez se hacen mayores esfuerzos para atender situaciones especiales derivadas de la crisis y recordó que esta ONG atendió a 8.000 familias en 2012 en Extremadura, gracias al compromiso de sus voluntarios.

Calvarro añadió que, entre otras actividades que organiza Cruz Roja, figuran los campamentos urbanos de verano que se desarrollan en distintos puntos de la región y destacó que junto al servicio de comedor para los escolares en riesgo de exclusión social la asociación ofrecerá actividades de formación y ocio dirigidas a los niños, muchas de ellas enfocadas a la adopción de hábitos saludables.


Galería de imágenes