•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

CCOO insta la presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, que actué y se implique para evitar que la empresa textil Fuentecapala abandone su producción en la región como anunció la pasada semana y despida a las 140 personas que emplea en su factoría de Navalmoral de la Mata.

Desde CCOO se espera que la reunión que mantendrán hoy la dirección de la empresa y la representación de los trabajadores sirva para clarificar las intenciones de los propietarios, aunque ya parece evidente que de lo que se trata no es de la desaparición de la firma sino de trasladar la producción fuera de Extremadura.

Ante esta situación, CCOO reclama a José Antonio Monago que se involucre para impedir esta pérdida de empleos y no permita que una fábrica histórica tan importante para la región y para la localidad de Navalmoral de la Mata desaparezca de la noche a la mañana.  

Para el sindicato, es lamentable la dejadez que muestra la administración regional a la hora de apoyar y defender el mantenimiento de las empresas ubicadas en Extremadura.

Hay que recordar que la Junta se comprometió con los sindicatos y la patronal al principio de legislatura a estudiar continuamente la situación particular de las empresas para garantizar su continuidad formando un grupo de trabajo conjunto y que no se ha hecho nada realmente desde entonces.

Lo que se inició al principio de la crisis como un goteo de pérdida de puestos de trabajo en el sector industrial extremeño, que ya era débil de por sí, se ha convertido hoy en una sangría sin que el Gobierno regional tome cartas en el asunto y prefiera hacer declaraciones altisonantes sobre "la Extremadura del futuro" o la "Extremadura del emprendimiento"

CCOO hace también un llamamiento a la corporación municipal de Navalmoral de la Mata, con su alcalde a la cabeza, y toda la población morala para que apoyen el empleo de Fuentecapala, tal y como lo hicieron cuando hace cuatro años la firma presentó un ERE que fue rechazado con la oposición de toda la localidad.

Precisamente, muchos trabajadores y trabajadoras de Fuentecapala se sumaron ayer a la manifestación que tuvo lugar en Cáceres, convocada por los sindicatos exigiendo empleo y protección social, reclamando a las administraciones que se impliquen en encontrar una solución a la deslocalización de la producción fuera de la región.