•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El consejero de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo, Víctor del Moral, ha anunciado el reinicio de las obras de la carretera EX-207, que une las localidades de Arroyo de la Luz y Malpartida de Cáceres.

Según ha dado a conocer Del Moral estas obras, que se iniciaron en marzo de 2011, tuvieron que paralizarse un año después "por los problemas derivados de la suspensión de pagos y el concurso de acreedores de la empresa adjudicataria de la obra". Un contratiempo tras el que la Administración "ha perseguido en todo momento la reactivación de una obra que se ha hecho esperar por los complejos procesos administrativos de la cesión del contrato".

En este sentido el consejero ha resaltado que la nueva empresa contratista de las obras, Sebastián Sevilla S.L., ejecutará los 2,5 millones de euros restantes de una actuación que se inició con un presupuesto de 4,8 millones de euros. "Los ciudadanos pueden estar tranquilos porque el Gobierno de Extremadura ha estado trabajando en todo momento para garantizar la seguridad de la carretera y para garantizar el reinicio de los trabajos", por ello ha asegurado que la carretera estará terminada "a finales de año".

Anuncios
Anuncios

PERFECTAMENTE INFORMADO

El consejero ha recordado que el alcalde de Arroyo de la Luz ha estado perfectamente informado de todas las gestiones que ha realizado el Gobierno de Extremadura para poder finalizar las obras de la carretera, "ya que ha sido recibido por mí mismo en tres ocasiones y hemos hablado por teléfono en varias ocasiones más".

Por ello Del Moral ha calificado de "desleal con el Gobierno" la actitud del regidor, ya que "ha intentado manipular a los ciudadanos de la localidad cuando la realidad es que ha estado informado perfectamente de todas las circunstancias de la obra y sabe perfectamente cuáles son los procedimientos de la Administración".

Las obras de la carretera EX-207, en el tramo comprendido entre la N-521 y Arroyo de la Luz, consisten en el acondicionamiento en total de 5.131 metros, en los que se dotará a la vía de una nueva sección de 12 metros, con dos carriles de 3,5 m y arcenes de 2,5 metros. La actuación contempla además la instalación de nuevas estructuras para salvar la línea de ferrocarril, el río Casillas y una vía pecuaria, y se ejecutarán diversas actuaciones complementarias.


Galería de imágenes