•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Moraleja rindió en la noche del sábado un homenaje a los fallecidos hace un año en la explosión de Industrias Oleícolas Sierra de Gata con decenas de farolillos de colores enviados al cielo. En un multitudinario acto cargado de emotividad, los familiares reclamaron justicia.

En un salón repleto de público, el alcalde de Moraleja, Pedro Caselles, dijo que "son unas fechas tristes para Moraleja", pero también "para no olvidar", y agradeció el apoyo y solidaridad recibida desde distintas partes de Extremadura y España.

Caselles dijo que "Moraleja no olvidará a sus vecinos" y tuvo palabras de agradecimiento para todos los que participaron en las labores de rescate de los fallecidos tras la explosión registrada el 24 de mayo de 2012 por su "profesionalidad y dedicación".

Los Técnicos en Desactivación de Explosivos (Tedax) de la Guardia Civil determinaron que la explosión registrada en la empresa Industrias Oleícolas Sierra de Gata, que costó la vida a tres personas, pudo deberse a la excesiva presión que se registró en el interior del depósito en el que se realizaba el proceso químico para extraer el orujo.

El acto celebrado en Moraleja fue algo más que un homenaje, pues los familiares aprovecharon para reclamar justicia tras "este fatídico accidente que se podía haber evitado".

"Que no permitan que algo tan terrible vuelva a ocurrir, porque es lamentable pensar que por sobrepasar los límites de la ambición, de tener un puñado más de dinero en los bolsillos, esta fábrica de orujo haya arrebatado la vida de tres personas", dijo María José Parra, la hija menor de Valentín Parra, fallecido en el accidente.

Patricia Santos, hermana de José Miguel Santos, que falleció en la explosión cuando tenía 30 años de edad, se dirigió al medio millar de vecinos que participó en el homenaje con la voz quebrada en una intervención cargada de emotividad y consideró que la industria no debería volver a funcionar.

"Sé que esa era el último sitio en el que querías morir porque tú ya habías avisado que esto iba a pasar y por eso no vamos a parar hasta que demostremos lo que decías", dijo la hermana del joven fallecido en un escrito dirigido a él y que leyó ante el público asistente. 

En el acto también intervino Isabel Moreno, viudad de Valentín Parra, que tuvo palabras de recuerdo para su marido, que al término del homenaje recibió como regalo una canción interpretada por su propia hija.

Además del alcalde, en el acto estuvieron presentes los concejales Carlos Lomo, Rubén Blanco, Antonio Gonçalves, Teresa Roca y Úrsula Pascual, que al final del acto participaron en un acto en el que se lanzaron farolillos de colores al cielo, muchos de ellos cargados de mensaje de recuerdo para los fallecidos.


Galería de imágenes