•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente de la Diputación de Cáceres, Laureano León y el presidente de Cruz Roja Española en Extremadura, Sebastián Calvarro Montero, han firmado este miércoles dos convenios de colaboración entre ambas instituciones para la gestión del Servicio de Teleasistencia en la provincia.

El primero de los convenios se trata de un acuerdo de Teleasistencia General destinado a personas mayores y/o discapacitadas y el segundo es un convenio especifico para las personas que, teniendo reconocida la situación de dependencia a través de lo establecido en la Ley de la Dependencia, se les haya designado por parte del SEPAD este servicio como recurso adecuado en su Programa Individual de Atención. La Diputación aporta la infraestructura y el personal necesario para la gestión y seguimiento del Servicio articulado en ambos convenios.

Para la financiación del Convenio General, que tiene un coste total de 580.000 euros y cobertura para 2.930 terminales, la Diputación destina 380.000 euros que supone el 65% del total, por su parte La consejería de Salud y Política Social del Gobierno de Extremadura a través del SEPAD aporta el 35% restante.

En el caso de la financiación del Convenio específico para personas reconocidas como Dependientes, con un coste total de 62.700 euros y cobertura para 275 terminales, la aportación del SEPAD es la totalidad del coste por ser un recurso asignado a través de la Ley de la Dependencia.

Estos convenios se firman con Cruz Roja con el objetivo de que los usuarios sigan disponiendo de este servicio mientras se gestiona el concurso público de adjudicación del servicio con carácter plurianual 2014 y 2015 que actualmente está en fase de tramitación.

¿Qué es la Teleasistencia?

El Servicio de Teleasistencia consiste en la instalación de un terminal en la vivienda del usuario conectado mediante la línea telefónica a una central receptora con la que se comunica en caso de urgencia, mediante la activación de un pulsador que el usuario lleva constantemente puesto y sin molestias. El sistema permite con sólo accionar el dispositivo entrar en contacto verbal "manos libres" con un centro de atención especializada durante las 24 horas del día y los 365 días del año de forma ininterrumpida.

Es un recurso que permite la permanencia de los usuarios en su medio habitual de vida, así como el contacto con su entorno socio-familiar, evitando el desarraigo y asegurando la intervención inmediata en crisis personales, sociales o médicas para proporcionar seguridad y mejor calidad de vida.

Desde el Centro de atención se contacta periódicamente con los usuarios del servicio a fin de hacer un seguimiento permanente, mantener actualizados sus datos e intervenir si las circunstancias lo aconsejan; igualmente los usuarios podrán comunicarse con el centro cuando lo estimen oportuno.