•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El propietario de once caballos y trece cabras ha sido condenado por el Juzgado de instrucción número 3 de Badajoz por el estado de desnutrición en el que se encontraban los animales. Estos fueron rescatados de varias fincas de Alburquerque en 2012 mostrando síntomas de alta desnutrición y abandono.

Una vez la guardia civil tuvo conocimiento del estado de los animales en mayo de 2012, lo puso en conocimiento del juzgado, que acordó la intervención cautelar de los mismos y los puso al cuidado de la Asociación en Defensa de los Animales de Badajoz (Adana).

La sentencia condena al propietario de los animales a pagar un total de 120 euros divididos en pagos de 3 euros durante 40 días. Esta cuota ha sido impuesta por el juez debido a que el acusado solo recibe una pensión de 670 euros al mes.

Actualmente los animales rescatados siguen a cargo de la Asociación en Defensa de los Animales de Badajoz, que será indemnizada por el propietario de los animales por la cantidad destinada al cuidado de estos. La cifra de esta indemnización será fijada con exactitud en la ejecución  de la sentencia.