El consejero de Salud y Política Social, Luis Alfonso Hernández Carrón, ha presentado  al coordinador regional de IU, Pedro Escobar, el Borrador del Anteproyecto de Ley de la Renta Básica Extremeña que reconoce un derecho subjetivo de los ciudadanos y que pretende ofrecer a las personas sin ingresos posibilidades de integración social, a través de programas y proyectos específicos para este fin.

En declaraciones a los medios de comunicación, tras la reunión que tuvo lugar en la sede de la consejería, el titular de la cartera de Salud y Política Social ha señalado que la Ley de Renta Básica "no se queda en la idea de una sociedad subvencionada", sino que incorpora programas y proyectos, en colaboración con otros departamentos del Gobierno de Extremadura, para la integración social de quienes perciban esta ayuda.

Según ha destacado Hernández Carrón, con la puesta en marcha de esta Ley, en cuyo borrador la consejería lleva trabajando "más de seis meses", Extremadura dejaría de ser la "única" comunidad autónoma del país que aún no cuenta con una normativa de estas características, cuyo objetivo es atender a aquellas personas que carecen de ingresos o prestaciones sociales o económicas.

Anuncios
Anuncios

Con la presentación del Borrador del Anteproyecto de esta Ley al grupo parlamentario IU-Verdes-SIEX, el Gobierno de Extremadura "cumple" con el compromiso que adquirió con este grupo político e inicia un período de toma de contacto con el resto de partidos, agentes sociales y entidades relacionadas con este asunto en la Comunidad Autónoma, a fin de recabar las aportaciones necesarias para conseguir el "máximo consenso" posible, ha dicho.

"No podemos comenzar una subasta, hay que hacer una ley bien fundamentada", ha añadido el consejero, al tiempo que ha recalcado que estudiará y "aceptará de buen grado" las aportaciones que en este sentido se vayan produciendo durante el trámite preparlamentario y a lo largo de su tramitación en el Parlamento, que prevé pueda concluir aproximadamente en verano de 2013, de tal modo que las primeras ayudas empezarían a percibirse en torno al mes de septiembre.

PARÁMETROS ECONÓMICOS

Durante su intervención ante los medios, el consejero de Salud y Política Social ha puesto de relieve el "trabajo importante" que se ha desarrollado en los últimos meses para la redacción del texto que se ha presentado hoy, que está compuesto por 41 artículos. "No es flor de un día", ha argumentado.

Entrando en detalle, Luis Alfonso Hernández Carrón ha comentado que en las cuentas de la Comunidad Autónoma para el presente ejercicio ya figuran para este concepto un total de 13,3 millones de euros.

Preguntado acerca de posibles ampliaciones de esta cuantía, el consejero ha señalado que "habrá que estudiarlas" y, en todo caso, deberán ser aprobadas por el consejero de Economía del Gobierno de Extremadura.

No obstante, ha recalcado que es la "primera vez" que unos presupuestos autonómicos contemplan una partida de estas características, por lo que ha comentado que si 2012 "fue el año de la Deuda Histórica", el 2013 "será el año de la Renta Básica".

La Renta Básica se materializará en una prestación de naturaleza económica, de percepción periódica y temporal, cuya cuantía se incrementará en función del número de miembros de la unidad familiar. Aunque, según ha adelantado el consejero, para casos de "extrema necesidad" la temporalidad no se contemplaría.

En cuanto al número de personas que podrían beneficiarse de este derecho subjetivo, ha precisado que oscilará entre 3.000 y 5.000. Las cantidades a percibir rondarían en torno al 70% y el 75% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), que equivale a unos 400 euros aproximadamente, pudiendo incrementarse hasta un máximo de entre 630 y 660 euros, es decir, entre un 120 y un 130% del citado indicador, al ampliarse por motivos de la unidad familiar.

Como novedad, el proceso de tramitación de estas ayudas sería de tres meses, lo que reduce a la mitad el tiempo que tardan en tramitarse las Ayudas para la Integración en Situación de Emergencia Social (AISES), que dejarían de existir una vez entre en vigor la Ley de la Renta Básica.

Sin embargo, la Renta Básica Extremeña no será incompatible con rentas de inserción estatales, dependiendo de la cuantía. En concreto, si la ayuda del Estado es inferior a la cantidad contemplada en la Ley de la Renta Básica, podrían complementarse entre sí.

"NORMALIDAD DEMOCRÁTICA"

El consejero ha encuadrado la reunión con IU dentro de la "más absoluta normalidad democrática", ya que, tal y como ha recordado, la aprobación de la Ley de la Renta Básica es un compromiso que el Ejecutivo autonómico alcanzó con este grupo a cambio de conseguir su abstención en los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Extremadura en 2012.

Además, este compromiso figura también entre los "doce mandamientos" de IU para que el Partido Popular gobernase en la región, y forma parte del programa electoral con el que el propio PP extremeño concurrió a los últimos comicios electorales.

"Una vez que hemos cumplido con IU, buscaremos el mayor consenso posible y nos sentaremos con todo el mundo", incluidos grupos políticos, agentes sociales y entidades y colectivos relacionados con la Renta Básica en Extremadura, ha apostillado Hernández Carrón, quien ha subrayado la predisposición del Gobierno regional al diálogo y al consenso, dentro de las "limitaciones" que marcan la disponibilidad presupuestaria.

Luis Alfonso Hernández Carrón ha lamentado, sin embargo, que en este "juego leal" del Gobierno de Extremadura "no todos han estado en la misma tesitura", en alusión al PSOE, que "pide consenso" cuando presentó a la Cámara su propio texto "sin consenso" y "apostando por su carta". "Quieren que hagamos lo que ellos no hacen y lo vamos a hacer, porque no tenemos ningún empacho en sentarnos con todo el mundo", ha agregado.