La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA-UCE Extremadura) y Cooperativas Agroalimentarias de Extremadura han trasladado al presidente de la Junta su rechazo ante las inspecciones a agricultores y cooperativas al realizar el transporte de sus producciones desde las explotaciones a las cooperativas o secaderos.

 Esto "ha generado una gran alarma", en palabras de Ignacio Huertas; que ha señalado que estos agricultores no se dedican "profesionalmente" al transporte de mercancías, si no que se trata de una "práctica tradicional" de colaboración entre ellos.

Tras varias reuniones con responsables del Gobierno regional y de la Delegación del Gobierno en Extremadura, y en la revisión que se está haciendo en estos momentos de la Ley General de Transportes, sería conveniente introducir "un matiz que contemplara esta situación".

Anuncios
Anuncios

Huertas ha recordado que en muchas ocasiones los camiones de transporte no están preparados para acceder a las explotaciones agrarias de los agricultores y que además se trata de un transporte de "corto recorrido", que no supera los 30 o 40 km de distancia en la mayoría de casos.  

Finalmente se ha acordado que las partes implicadas en este asunto (Asociaciones de transporte, organizaciones agrarias y Gobierno de Extremadura) se reúnan para que se acabe con "la persecución a la que se ven sometidos los agricultores". 

 Ignacio Huertas ha aprovechado esta reunión para recordar al Presidente del Gobierno de Extremadura que los agricultores y ganaderos extremeños se están convirtiendo en "banqueros a la fuerza", ya que desde que entregan sus producciones hasta que reciben el pago de las mismas pueden pasar hasta 18 meses. UPA-UCE Extremadura ha solicitado a la Administración Regional que haga cumplir la Ley de Morosidad y que se ponga en marcha una línea de financiación para el sector agrario avalada con las ayudas de la PAC, que permita a los agricultores y ganaderos sacar adelante las próximas campañas.

El Presidente del Gobierno de Extremadura se ha comprometido a estudiar la propuesta, por lo que en breve las organizaciones agrarias elaborarán un documento conjunto con la solicitud formal de la misma.

"Para nosotros es una política fundamental para el mantenimiento de renta", ha declarado el secretario general de UPA-UCE, que ha puesto de manifiesto la baja contratación en esta campaña, poniendo como ejemplo la contratación del seguro de frutales, con unos índices de contratación mínimos, a diferencia de campañas anteriores que han rozado el 90%".   Huertas ha solicitado que la Administración regional "busque alguna fórmula" para continuar con este apoyo, según informó el colectivo agrario en nota de prensa.