•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

CSI-F Extremadura  ha pedido al Gobierno autonómico y central una reforma a fondo de las administraciones públicas, con menos políticos, asesores y altos cargos, y ha reclamado que en 2013 los empleados públicos comiencen a recuperar unas condiciones laborales y salariales dignas.

Y es que, a lo largo de los últimos años, los empleados públicos han perdido muchos derechos y que, con las sucesivas congelaciones y rebajas salariales, han sufrido una pérdida de poder adquisitivo superior al 30%. Por este motivo hay que  pasar página a los recortes y empezar a recuperar en el 2013 unas condiciones salariales y laborales dignas.

Anuncios

Este sindicato apuesta por una reforma seria de las administraciones públicas, con medidas que contemplen el fin de los recortes a los empleados públicos y reclama que  se cuente con la colaboración y las propuestas de los empleados públicos, que son la garantía de la eficacia, profesionalidad e independencia de la función pública en Extremadura.

Anuncios

Una reforma que se tendría que producir  dentro de un pacto de Estado y autonómico para modernizar las diferentes administraciones, racionalizar y consolidar el empleo público, racionalizar las estructuras administrativas, evaluar la productividad y garantizar el mantenimiento de la calidad.

CSI-F demanda también la clarificación de competencias, evitar duplicidades y solapamientos para corregir las llamadas competencias impropias. Así, habría que limitar el número de las llamadas empresas públicas que siguen abundando por doquier, muchas de ellas realizando labores impropias de la función pública o que podían ser desarrolladas por los propios empleados públicos.


Galería de imágenes