•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Malpartida de Cáceres prevé la apertura de la Residencia de Mayores "Santa Ana" para el próximo mes de marzo de 2013.

Esta residencia ha sido construida con fondos propios del ayuntamiento, tendrá una capacidad de 31 plazas, de las que 15 están conveniadas con el SEPAD (Servicio Extremeño Público de Ayuda a la Dependencia) y compartirá los servicios comunes del Centro de Día con capacidad para otros 45 usuarios, 30 de ellos conveniados con el SEPAD.

La construcción se finalizó en abril del año pasado, se ha equipado al completo durante este verano y ya posee todos los permisos necesarios para su apertura. Sin embargo, el motivo que ha originado su retraso ha sido, entre otros, una sentencia del Juzgado Contencioso-Administrativo núm. 2 de Cáceres, por denuncia del sindicato CSIF el de las antiguas trabajadoras del Centro de Día, que anuló la convocatoria de empleo para cubrir los 14 puestos de trabajo necesarios para la residencia.

Esta sentencia prohibió al ayuntamiento dar preferencia en la oferta de empleo, como se pretendía, a los malpartideños desempleados, con cargas familiares y con menos ingresos, obligando al ayuntamiento a realizar una oferta pública valorando exclusivamente la capacidad y el mérito.

El ayuntamiento decidió recurrir dicha sentencia por considerarla injusta, alejada de la realidad económica y social actual, al tiempo que era inviable, pues una oferta pública en cualquier boletín oficial conllevaría la presentación de miles de candidatos de toda España, paralizando los servicios municipales y mermando las posibilidades de empleo de los malpartideños.

Este hecho, entre otros, ha motivado que durante el último pleno ordinario se haya aprobado, con los 6 votos a favor del PP y 3 en contra (2 del PSOE y 1 del SIEX) la licitación de la gestión indirecta de la Residencia con el Centro de Día. Las bases de la licitación serán publicadas en breve en el BOP. En ellas se establece que la titularidad seguirá siendo municipal y el servicio público, pero la gestión será a través de una empresa concesionaria.

La duración del contrato será de 10 años y el ayuntamiento se reserva la política de precios, los cuales se mantendrán como hasta ahora, y el derecho de admisión de usuarios tanto de la Residencia de Mayores como del Centro de Día. Se realizará en todo momento un control de la calidad del servicio y, en caso de incumplimiento por parte del concesionario, el Ayuntamiento podrá rescatar el servicio y gestionarlo de forma directa. Los trabajadores serán seleccionados directamente por la empresa pero, según consta en las bases, deben ser preferentemente de Malpartida de Cáceres.

Además, el ayuntamiento considera esta medida imprescindible para no poner en peligro la sostenibilidad económica del mismo, tal y como exige la Ley de Estabilidad Presupuestaria, pues cualquier desviación presupuestaria tendría graves consecuencia en el resto de servicios municipales, ya que el coste total del servicio durante los 10 años que dura el contrato, asciende aproximadamente a 9 millones de euros, 1.500 millones de pesetas.