•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La pintora extremeña Isabel Campón ha resultado ganadora con el primer premio del Certamen de Pintura Indalecio Hernández Vallejo 2012 de Valencia de Alcántara. Campón ha ganado el XVI premio de pintura con la obra "Código 84" y recibió de manos del alcalde, Pablo Carrilho, el diploma dotado con 1.800 euros.

En segundo lugar quedó la obra "El sueño de un caballo" de Alejandro Calderón, con un accésit valorado en 900 euros. El jurado del certamen, compuesto por técnicos de arte de la Institución Cultural El Brocense de la Diputación de Cáceres, profesoras de arte del IES Loustau Valverde y miembros de la corporación municipal, visto la calidad de las obras presentadas durante esta edición, decidió también otorgar un premio mención especial del jurado a la obra "Luces de Marvão" de la poeta y pintora Laura Díaz Santos.

La entrega de premios tuvo lugar en un pleno conmemorativo donde también se realizó un emotivo homenaje entregando la medalla de oro del ayuntamiento a la persona que durante los últimos 20 años ha estado al cargo del servicio de obras municipal, Nemesio de la Piedad, y que a partir de ahora disfrutará de su jubilación.

Los asistentes al acto se trasladaron a las dependencias de la Sede de la Fundación Indalecio Hernández Vallejo para visitar la exposición organizada con las obras presentadas a concurso, muestra que estará abierta hasta el próximo día 22 de diciembre en horario de 17 a 19 horas los días laborales, y de 11 a 13 los festivos.

Pablo Carrilho, como presidente de la Fundación Indalecio Hernández, aprovechó la ocasión para presentar a los asistentes y, en presencia de la familia de Indalecio, las diferentes dependencias del Centro que interpretará a partir de ahora la vida y obra del pintor valenciano, instalaciones a las que se les ha dotado de un nuevo mobiliario acorde con la obra expositiva que se encuentra en el inventario de la fundación.

En la muestra expuesta se ha podido ver por primera vez un retrato de la época de Cáceres; una serie de obras de juventud de Indalecio cedidas por su hermana, Tina Hernández Vallejo, entre ellas un retrato de la madre del pintor; una serie de azulejos pintados por Indalecio en 1956, o unos carteles pintados anunciadores de la feria de Cáceres.