El Servicio Extremeño de Salud (SES) notifica que la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) ha levantado la inmovilización preventiva del lote de la vacuna de la gripe "Chiroflu", de la compañía farmacéutica Novartis, que había sido paralizado cautelarmente a finales de octubre.

En concreto, este organismo ha desinmovilizado los lotes 126021 y 127102 de esta vacuna, el primero de los cuales había sido distribuido en Extremadura. En consecuencia, este lote puede ser administrado a partir de este momento de acuerdo con las instrucciones de la circular de vacunación frente a la gripe de esta temporada.

El SES destaca que la efectiva actuación de la AEMPS, así como la rápida acción de las autoridades sanitarias extremeñas, pone de manifiesto que los mecanismos de control de los medicamentos funcionan perfectamente, lo que debe entenderse siempre como una garantía adicional para los ciudadanos.

Anuncios
Anuncios

Asimismo, confirma el mensaje de tranquilidad que ya transmitió en su día a los 6.600 extremeños que fueron vacunados con las dosis de Novartis antes de la inmovilización cautelar y que el director general de Salud Pública recibirá mañana a las 10,00 horas en el Centro de Salud de Mérida ‘Urbano I'.

SUSPENSIÓN CAUTELAR

La AEMPS, dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, decretó el pasado 25 de octubre la suspensión preventiva del suministro de vacunas contra la gripe de la firma Novartis,de las que Extremadura había adquirido un total de 45.000 unidades.

En cumplimiento de los estrictos protocolos de control, el SES procedió a la inmovilización de 30.000 de estas vacunas que ya habían sido distribuidas en los diferentes centros de salud de la región. Las 15.000 restantes no llegaron a distribuirse.

La presencia visual de partículas flotantes blancas en las jeringas precargadas de algunos lotes de las vacunas fue el motivo por el que la autoridad de control y homologación de medicamentos ordenó su inmovilización mientras se realizaba una investigación.

La alerta emitida por la Agencia Española de Medicamentos fue de tipo dos, lo que supone que las vacunas inmovilizadas no constituyen un peligro potencial para la vida de las personas, ni representan graves riesgos para la salud.


Galería de imágenes