El Consejo Extremeño del Voluntariado Social ha decidido conceder los Premios Extremeños al Voluntariado Social 2012 a María Virtudes Carrasco Fuentes, por una trayectoria de más de 30 años de altruismo, y a la Asociación de Voluntarios Mayores Emeritenses (AVEM), por su perseverante trabajo para paliar la soledad de las personas mayores.

La comisión de valoración de estos galardones se ha reunido hoy en Badajoz bajo la presidencia del director general de Política Social y Familia, Juan Bravo. En el encuentro, además de decidir el fallo de esta edición, se ha avanzado en los trabajos encaminados a la aprobación de la Estrategia del Voluntariado de Extremadura.

Los Premios Extremeños al Voluntariado Social tienen como fin reconocer a las personas físicas o jurídicas que participan o desarrollan programas o acciones de voluntariado social en la región y se hayan distinguido de modo extraordinario en esta parcela.

Anuncios
Anuncios

Supone un reconocimiento público del Gobierno de Extremadura a los galardonados mediante la entrega de una placa conmemorativa y un certificado en un acto institucional que se celebrará el próximo 3 de diciembre en Cáceres.

COMPROMISO CON LOS MÁS VULNERABLES

Entre las candidaturas presentadas a la categoría individual, la comisión de valoración ha elegido la de la extremeña   María Virtudes Carrasco Fuentes por su "intenso" compromiso con colectivos vulnerables a lo largo de sus treinta años de trayectoria como voluntaria, en los que ha trabajado con jóvenes, mujeres y, fundamentalmente, con personas enfermas de leucemia y otras enfermedades de la sangre.

Comenzó su andadura como voluntaria en los grupos de jóvenes de la Parroquia de San Fernando de Badajoz, organizando grupos de teatro, campamentos y dinámicas de grupo. Posteriormente, y durante diez años, desarrolló su voluntariado en el Teléfono de la Esperanza y en Amnistía Internacional, también en la capital pacense.

Desde 1996 volcó todo su esfuerzo en  la Asociación para la Donación de Médula Ósea de Extremadura (ADMO), de la que es fundadora, su compromiso se acentúa al haber padecido esta enfermedad en primera persona.

Desde esta entidadpromueve la toma de conciencia de las necesidades de las personas afectadas por enfermedades que precisan un trasplante de progenitores hematopoyéticos, estimulando la donación de médula ósea y de sangre de cordón umbilical, y buscando donantes compatibles para enfermos en espera de un trasplante.

ACOMPAÑAMIENTO A LOS MAYORES

Por su parte, la Asociación de Voluntarios Mayores Emeritenses ha sido galardonada en la modalidad colectiva por su "perseverante" trabajo para mejorar la calidad de vida de las personas mayores y paliar su soledad.

Sus voluntarios acompañan a los mayores en sus domicilios o en los centros residenciales, así como cuando acuden a una consulta médica o a actividades de ocio, y también les ayudan a tramitar pequeñas gestiones.

La AVEM inició su andadura en 1992 con un grupo de  siete socias del Centro de Servicios Sociales de Mérida y en la actualidad cuenta con 40 voluntarios.

"Si puedes… ofrece, si necesitas… pide", "Tu puedes ser voluntario" o "Pon alas a la solidaridad" son eslóganes de algunas de las campañas que ha llevado a cabo este colectivo, que ha promocionado un voluntariado intergeneracional con actividades con las personas con discapacidad, los niños y los enfermos.

ESTRATEGIA DEL VOLUNTARIADO DE EXTREMADURA

Por otra parte, en la reunión de hoy, la comisión permanente del Consejo ha decidido encargar un estudio para conocer la realidad del movimiento del voluntariado, que servirá de base para la futura Estrategia del Voluntariado de Extremadura, que marcará las acciones a desarrollar en los próximos años.


Galería de imágenes